Cambio climaticoDestacadosEficiencia Energética

Conocimiento, vital para combatir el cambio climático

La cultura, en general, y la ambiental, en específico, son áreas que hasta la fecha siguen estando gravemente desatendidas en México. Esto ha dado pie a que las acciones que se intentan implementar para desacelerar el deterioro en el ambiente planetario caigan en saco roto.

“Los integrantes del sistema educativo constituyen una instancia social decisiva y útil para la concientización de la población”.

Por  Christopher M. García.

En entrevista con Constructor Eléctrico, el doctor Víctor Manuel López, coordinador del Programa de Cambio Climático y Sustentabilidad del Instituto Politécnico Nacional, detalla su perspectiva con respecto al fenómeno ambiental más grave en la historia del planeta. Enfatiza la responsabilidad que deben asumir las naciones, tanto desarrolladas como emergentes, sin demeritar el papel infaltable que desempeñan todos los ciudadanos del mundo.

Constructor Eléctrico (CE): Hasta hace poco, el cambio climático se consideraba un fenómeno natural que la Tierra experimentaba. ¿Qué tanto de estas presuposiciones ha probado ser real y qué tanto se ha debido a las actividades industriales del hombre en el planeta?
Víctor Manuel López  (VML): El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) es un organismo internacional formado por miles de científicos de todo el mundo –incluido nuestro país–, que se encarga de orientar y evaluar los estudios científicos y sus resultados con relación al cambio climático.

El IPCC ha publicado cuatro reportes de evaluación sobre el  calentamiento global que está conduciendo al cambio climático. En el primer informe, publicado en 1990, estableció que la amenaza del cambio climático es real y reafirmó que el calentamiento global es un detonante del fenómeno.

El segundo reporte se publicó en 1995 y lo relevante fue la afirmación de que “las evidencias muestran una perceptible influencia humana en el clima global”. El tercer informe, en el 2001, reitera que “existen nuevas y más contundentes pruebas de que las evidencias del calentamiento en los últimos 50 años son atribuidas a actividades humanas”.

Del más reciente de esos reportes, publicado en 2007, se destaca que “el calentamiento global del sistema climático es inequívoco. Existe una muy alta certidumbre (de 90 a 100 por ciento de probabilidad) del efecto por parte de las actividades humanas realizadas desde 1750”, cuando se inició la quema de combustibles fósiles masiva con la consecuente liberación de gases de efecto invernadero (GEI) que causan el sobrecalentamiento de la atmósfera planetaria.

El efecto invernadero ha existido  por millones de años en la Tierra; pero en nuestros tiempos, se ha intensificado anormalmente debido a las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, deforestación, tiraderos de basura, escape de gases en pozos petroleros y minas, incendios forestales y un largo etcétera.

Aunque el efecto invernadero es la teoría dominante, existen otros eventos que también influyen en el calentamiento de la atmósfera terrestre y en el clima: actividad solar, erupción de volcanes, movimiento persistente de los continentes, variación de la órbita terrestre (Ciclos de Milankovitch), cuerpos celestes que se acercan a la Tierra, etcétera.

CE: ¿Podría explicarnos qué información es veraz y cuál carece de sustento?
VML: El fenómeno del efecto invernadero, al que estamos exacerbando, ha sido estudiado desde hace unos dos siglos. Uno de los precursores del tema fue Joseph Fourier, quien teorizó que parte de la radiación solar recibida en la Tierra retorna al espacio, siendo interferida por la atmósfera, lo que hace posible que esa energía transformada en calor propicie una temperatura confortable para los habitantes de la Tierra. Es decir, Fourier estableció los principios de lo que hoy llamamos efecto invernadero.

Años más tarde, John Tyndall documentó y abundó en el poder físico de los gases que hacen posible el efecto invernadero. Svante Arrhenius, Premio Nobel de Química en 1903, trabajó con el bióxido de carbono (CO2) en los procesos climáticos y estableció que la liberación del gas (ahora considerado el principal GEI) contribuía a entrampar el calor de la atmósfera terrestre, evitando su escape y propiciando el sobrecalentamiento global.

El conocimiento científico del calentamiento global que incide en el cambio de los patrones climáticos no es nuevo, aunque actualmente existen científicos y aficionados llamados “escépticos”, que niegan el cambio climático antropogénico, afirmando que el calentamiento global no es causado por la especie humana.

CE: ¿En qué medida las tecnologías de generación mediante renovables ayudan a contrarrestar los efectos del cambio climático?
VML: La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés), que es el máximo organismo internacional para tratar de regular el cambio climático, tiene el propósito de establecer la concentración de GEI a un nivel que impida la interferencia en el sistema climático global; para lo cual está tratando de lograr acuerdos que mitiguen (disminuyan) la emisión.

Parte de esa mitigación se lograría mediante el uso masivo de energías renovables, en lugar del uso de los combustibles fósiles. Este tipo de energías son de muy baja liberación de CO2 o de carbono cero, además de que son más seguras (provocan menos accidentes y subproductos nocivos), limpias (minimización de residuos) y crean menos dependencia de los hidrocarburos.

La energía eólica ha tenido un crecimiento mundial promedio anual de 27 por ciento en la última década, en tanto que la solar fotovoltaica ha crecido 42 por ciento y su costo disminuyó 75 por ciento. Esto puede evidenciar que este tipo de tecnología de energía renovable es probable que se posicione comercial y masivamente.

CE: ¿Cuál de las diversas opciones disponibles ha resultado más efectiva?
VML: Puede ser que la energía eólica sea la tecnología preferida en el mundo, pues, según el Consejo Mundial de Energía Eólica, en 2011 se instalaron equipos para generar 41 mil MW adicionales a los que ya se tenían (aumentó 21 por ciento), para totalizar 238 mil MW. Los objetivos de crecimiento a largo plazo son ambiciosos y prometedores, incluyendo a nuestro país.

CE: ¿Han resultado eficaces los programas implementados por diferentes naciones e instituciones para paliar el deterioro del planeta?
VML: No parecen ser muy eficientes ni los principales países emisores parecen tener voluntad para lograr objetivos de mitigación.

Algunos ejemplos de resultados ilustran este comentario: el Reino Unido se comprometió, a través del Protocolo de Kioto, a reducir 12.5 por ciento sus emisiones para el 2012, y actualmente ha superado esa meta al mitigar más de 14 por ciento. China es uno de los más grandes emisores de GEI y, por ser considerado en el Protocolo de Kioto un país en desarrollo, no tiene obligación de disminuir sus emisiones. India posiblemente duplicará sus emisiones para el 2030. Australia no ratificó su adhesión al Protocolo de Kioto.

Según los inventarios de GEI oficiales, México emitió 643 millones de toneladas equivalentes de CO2 en el 2002 y aumentó a 709 millones en el 2006.

CE: ¿Es realmente posible revertir el impacto ocasionado por los cambios en el clima?
VML: No es posible revertir los impactos, al menos totalmente, pues la llamada capacidad de resiliencia no puede ser total en términos prácticos. Empero, existen procesos de adaptación a los impactos del cambio climático.

CE: ¿Qué faltaría por hacer para que los resultados sean más tangibles?
VML: De entrada, que los países del mundo agrupados en la UNFCCC brinden el ejemplo, arribando a acuerdos en las COPs o fuera de ellas, y que los ciudadanos del mundo nos vayamos concientizando del fenómeno del cambio climático para coadyuvar con las autoridades en las propuestas de solución, mitigación, disminución de las vulnerabilidades y ventajas que implica este tema emergente.

CE: En caso de no lograrse, ¿qué tan graves serían las consecuencias y de cuánto tiempo dispondríamos?
VML: Las consecuencias, ante todo las de mediano y largo plazos, serían múltiples, según las publicaciones del IPCC que pueden consultarse en la página oficial (www.ipcc.ch).

El tiempo es un factor crítico, pues, según el Informe Stern (The economics of Climate Change), de no acatarse de inmediato, las consecuencias del cambio climático podrían propiciar situaciones similares a las de las guerras mundiales, aunque también señala que con una inversión inmediata de 1 por ciento del producto interno bruto de los países podrían evitarse las peores consecuencias.

CE: ¿Quiénes serían los principales encargados de desarrollar acciones y darles difusión?
VML: Cada país, estado, región, municipio y las localidades. El cambio climático afecta a todos los que habitamos este planeta y afectará con más crudeza a nuestros descendientes. Es importante, entonces, que, en la medida de lo posible, todos estemos conscientes de los riesgos que vamos a enfrentar y la forma en que cada uno puede contribuir para disminuir los impactos y consecuencias futuros.

Por ello, los integrantes del sistema educativo constituyen una instancia social decisiva y útil para la concientización de la población sobre el tema de cambio climático.

CE: ¿Qué factores se consideran más críticos?
VML: La ignorancia del problema en todos los niveles, la falta de recursos humanos en calidad y cantidad para enfrentar al fenómeno; la asignación de recursos para estudiar y enfrentar las consecuencias del fenómeno y, ante todo, vencer las ideologías que generan el dinero y los intereses de quienes continúan propiciando el calentamiento global.

CE: ¿Qué acciones pueden tomar los ciudadanos en general para contribuir a las mejoras?
VML: Acciones personales para mover voluntades, que pasan por involucrar a las autoridades y a los representantes políticos, pues enfrentar el fenómeno implica política, y los políticos deben advertir que los votantes están conscientes del problema y demandan la participación de sus representantes.

Visitar a los medios de comunicación serios, informados e interesados en el principal problema ambiental del siglo para comentarles que estamos preocupados por el asunto del cambio climático y sus consecuencias, y tenemos seguidores en la comunidad que quieren trabajar por el ambiente.
—————————————————————————————————————————————————

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba