DestacadosLíderesNegocios

Permanencia e innovación

La directora Comercial y de Marketing de Simón México ha colocado a la empresa a través de tesón e inteligencia. Su presencia ha sido estratégica dentro de la firma española, que ha llegado al país para quedarse.

Por Antonio Nieto.

En México, Simón ocupa un lugar prestigiado en iluminación, residencial y energía eléctrica. Desde hace 10 años, esta empresa ha sido encabezada por una mujer. La posición que ha alcanzado en el país debe mucho al trabajo de Angélica Mayorga, directora Comercial y Marketing de Simón.

Y es que el liderazgo de las mujeres va en aumento, sin embargo en un sector configurado por hombres mayoritariamente, una mujer luce y destaca. Angélica Mayorga es líder y encabeza en México a una de las marcas más prestigiadas.

Angie, como le dicen algunos, conduce a Simón con carisma y con la inteligencia de las mujeres que emprenden grandes proyectos. En entrevista con Constructor Eléctrico, deja claras estas características.

Simón creció en 2012 25 por ciento respecto del año anterior.

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo surge Simón?
Angélica Mayorga (AM): Simón es una empresa española con 96 años de existencia. En sus inicios, fabricaron únicamente portalámparas, soquets y apagadores. Hace 20 años comenzaron a explorar nuevos mercados, se expandieron en Europa, el Norte de África, China y, por último, se instalaron en Latinoamérica, donde estudiaron el mercado argentino, mexicano y brasileño. En la fase uno, importaron líneas europeas adaptadas al mercado americano.

CE: ¿Qué soluciones ofrece Simón para el sector eléctrico mexicano?
AM: La empresa cuenta con tres divisiones de producto enfocadas al sector eléctrico en la construcción. Primero, la iluminación para exteriores: tenemos soluciones viales, urbanas, arquitectónicas (proyección, jardines) y subacuáticas. La segunda división es el sector residencial, con apagadores y contactos, donde encontramos una amplia gama que abarca los niveles de interés social, medio y alto. Finalmente, ofrecemos soluciones de energía eléctrica, voz y datos para un sector terciario, que son bancos, centros comerciales, oficinas y el sector salud.

CE: ¿Cuáles son las características de seguridad que tienen sus productos?
AM: En cuanto a nuestros productos de pequeño material o uso residencial, usamos materiales plásticos de policarbonato, los cuales no emiten tóxicos y no propagan la flama. Además, contamos con un sistema de seguridad en las tomas de corriente que ninguna otra marca tiene y que son muy útiles para la seguridad de los niños.

CE: ¿Cómo contribuye Simón a las tendencias de ahorro de energía y sustentabilidad?
AM: Aprovechamos la tecnología para crear productos eficientes y ahorradores de energía. Incorporamos el uso de LED y sistemas fotovoltaicos. Pero, sobre todo, promovemos el desarrollo y la cultura de la sustentabilidad.

CE: ¿Cómo cerró la empresa en 2012?
AM: Con respecto a 2011, Simón creció un 25 por ciento. Esto, a pesar de la contracción del mercado, de la fuerte competencia y que, al ser un año electoral, la construcción de vivienda se paralizó durante el segundo trimestre. Sí, podríamos considerar 2012 como un año exitoso en el que crecieron nuestras exportaciones.

Por ejemplo, Venezuela es el cliente número uno; exportamos también a República Dominicana y Cuba, y tenemos operaciones puntuales en Nicaragua y Colombia.

CE: ¿Cuáles son sus objetivos para este año?
AM: Para 2013 tenemos como objetivo tener cobertura comercial a nivel nacional, en las regiones donde no tenemos mucha presencia. Estamos bien posicionados en zona Centro, pero trabajamos para reforzar la zona del Sureste, del Noreste y el Pacífico.

CE: ¿Cuáles son los retos a los que se ha enfrentado Simón?
AM: Me parece que Simón llegó tarde a México. Cuando se instaló en nuestro país, ya existían otras marcas de apagadores y contactos e iluminación posicionadas. Los proveedores no querían introducir nuevas marcas. Simón tuvo que ser paciente y estudiar la estrategia para entrar a un mercado muy competido.

No sólo era enfrentarte a los comerciantes, sino a las presiones de otras marcas. Nadie nos aceptaba en un principio. De esta forma, la empresa buscó socios comerciales y tuvo que generar una demanda de productos.

Simón, como fabricante, tuvo que comercializar sus productos a través de sus distribuidores para llegar a los canales de la construcción, mayoreo y venta en mostradores. Primero, entró con la línea importada de España y, después, estudiamos las necesidades del mercado mexicano para solucionar algunos problemas de instalación y estética.

CE: ¿Cuál es la filosofía de Simón?
AM: La filosofía de Simón es la permanencia y la innovación. Llegamos para quedarnos. Diseñamos productos para mercados locales, respetamos los canales de distribución y nos hacemos de socios comerciales que crezcan con nosotros. Satisfacer a nuestros clientes es vital.

CE: ¿Cómo se hace funcional la empresa?
AM: Considero que nuestra estructura organizacional vertical permite la comunicación entre clientes y trabajadores, lo que contribuye al crecimiento de la empresa, pues está abierta a críticas constructivas.

CE: Menciona algunos casos de éxito
AM: Uno de los más importantes fue la participación de Simón en las villas panamericanas, donde compitió con empresas reconocidas, a quienes respetamos por su calidad, permanencia y estrategia. Competimos y ganamos.

Otro caso de éxito fue la iluminación en Huixquilucan. Específicamente en la zona comercial, con una instalación de 800 puntos de luz (poste y luminaria). Hacernos cargo de todo el centro de Metepec fue otro logro para Simón. Ahí realizamos un proyecto de ahorro de energía mediante un modelo integral que fue desde la propuesta y la verificación de niveles, hasta la identificación de la problemática y su resolución.

CE: ¿Cuál consideras que ha sido tu contribución en Simón?
AM: A título personal considero que mi contribución a Simón radica en el estudio y análisis minucioso del mercado.

Sé que tengo muchas cosas que aprender, por lo tanto procuro documentarme continuamente sobre lo que pasa en el medio, tanto a nivel nacional como internacional. En la medida que conoces tendencias, experiencias de otras empresas y analizas el mercado, tienes la capacidad de detectar la necesidad de un producto, te anticipas a los cambios y, a partir de diversos estudios, decides si es conveniente o no desarrollar un producto específico.

No sólo me he dedicado a la dirección, sino que he estudiado y enriquecido esa investigación para ir más allá de la necesidad y brindar una solución que nadie más daría.

CE: ¿Cómo te desenvuelves en un sector mayoritariamente masculino?
AM: No siento intimidación. Estoy abierta a aprender y a contribuir; además, trabajo con un jefe que me escucha, corrige y adopta mis ideas. Soy una persona convencida de que hay cosas que hace muy bien el hombre, pero también hay cosas que hace muy bien la mujer.

La evolución y la tendencia es que la igualdad de circunstancias en sueldos y en puestos va en ascenso; la mujer ya está siendo reconocida profesionalmente. También reconozco que tienes que luchar y esforzarte para que respeten tu trabajo y tu persona.
————————————————————————————————————————————————–

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba