NegociosTendencias

Estación de recarga para vehículos eléctricos

No basta con adquirir un vehículo eléctrico, es indispensable contar con estaciones aptas para una exitosa recarga.

El automóvil eléctrico fue creado antes del vehículo que circula con gasolina.

Por  Myriam Sánchez.

Según la encuesta Commuter Pain Survey, realizada por IBM Global, el 67 por ciento de los automovilistas mexicanos consideran que sus hábitos de vida han sido afectados por el tráfico.

Tal como señala Salvador Medina, especialista del Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo, “un  incremento en el   flujo vehicular implica mayor contaminación y pérdidas económicas significativas”.

Ante esta problemática, especialistas han creado alternativas para cubrir las necesidades de traslado de una forma sustentable; como los son el uso de bicicletas, transporte público y, en últimas fechas, la creación de vehículos eléctricos.

En entrevista con Constructor Eléctrico,  el ingeniero Francisco Barba Robert, asesor de proyectos Greenergy, comenta que los autos eléctricos datan de 1832 y que “fueron creados, incluso antes de la invención del vehículo que circula con gasolina”.  Con anterioridad señala,  “estos autos no se tomaban en cuenta, pues el planeta no padecía la situación ambiental que enfrenta en la actualidad”.

Es interesante saber que la rutina de utilizar un auto eléctrico “es prácticamente la misma que la de un carro que funciona con gasolina”; éstos se recargan en estaciones, tal como lo hacen  los automóviles comunes.

Sin embargo, existen limitantes que impiden el crecimiento del transporte eléctrico; entre las más graves, según especialistas de la Universidad Carlos III de Madrid,  se encuentran: la construcción de redes eficientes para suministro y recarga, el desarrollo de baterías autónomas y el perfeccionamiento de motores.

Sobre la historia de las estaciones, Barba notifica que fueron instaladas en 1994 en algunas ciudades de Estados Unidos, y que General Motors fue la  empresa impulsora de esta tecnología.

Una estación de recarga, define el ingeniero, “es una toma de corriente especialmente adaptada para suministrar energía eléctrica de manera rápida”, de esta forma se restablece el nivel de fluido eléctrico en las baterías del automóvil.

Terra 51 de ABB-Nissan

Componentes de una electrolinera

  • Módulo de carga
  • Conector
  • Cable
  • Pedestal o, en determinado caso, pueden estar adosados a un muro

El módulo de carga es un dispositivo que suministra la carga del vehículo. Actualmente existen tres versiones: nivel 1, nivel 2 y CHAdeMO (charge de move).

Nivel 1
Suministran corriente alterna, el vehículo es el que controla la carga. Son de 127V, voltaje que usualmente utilizan los aparatos electrodomésticos.

Nivel 2
Al igual que el nivel 1, suministra corriente alterna y es controlada por el auto; está considerado como el estándar en Europa. Va de 208 a 240 voltios y es de utilidad en las industrias.

CHAdeMO
De origen japonés, trabaja en corriente directa y suministra cargas de alto voltaje. Es más rápido que el resto de los niveles y tiene la posibilidad de recargar el automóvil hasta un 80 por ciento, en tan solo 20 minutos.

Tiene la capacidad de optimizar el tiempo, pues cuenta con un circuito que permite la comunicación con el vehículo. Esta versión funciona en corriente directa de 480 o 600 voltios.

Cuando el automóvil es conectado a la electrolinera, el controlador administra la carga de las baterías de acuerdo al nivel óptimo y a las características de la estación. En el momento en que la batería alcanza una recarga total, el controlador interrumpe el proceso para evitar que las baterías sufran algún daño.

En cambio, con las tomas CHAdeMO, el circuito electrónico es el que va regulando el voltaje de la recarga, lo que ayuda a optimizar el tiempo de acción.

Por lo general las estaciones están diseñadas para dotar de energía a un sólo automóvil, sin embargo existen modelos que cuentan con cables de carga múltiple y simultánea.

Con relación a los tiempos de recarga y kilometraje, éstos varían de acuerdo a las características, marca y modelo del vehículo, así como al estado de carga de las baterías.

Tiempo de recarga
Para que un carro este al ciento por ciento de energía, este puede  necesitar  hasta de  ocho  horas. En cambio, si se trata de estaciones de recarga rápida, el vehículo puede tardar entre 15 y 30 minutos. Por lo general, este tipo de estaciones están limitadas a ciertos modelos de vehículos.

Rendimiento
De igual manera que la gasolina, el requerir una nueva recarga depende de la velocidad, peso y otros factores propios del automóvil. Sin embargo, el ingeniero Francisco Barba Robert, asegura que algunos fabricantes ya están en la búsqueda de parámetros cercanos  a la duración de un tanque de gasolina.

Existen vehículos que pueden alcanzar  hasta 400 kilómetros con solamente una recarga. Lo cotidiano en un recorrido es de 100 y 200 kilómetros.

Kilometraje y distancia
Obtener rendimientos parecidos a los de un automóvil con gasolina, es uno de los mayores retos del transporte eléctrico, pues por el momento, son aptos únicamente para la ciudad.

Beneficios
•   Los vehículos comunes convierten cerca del 17 al 21 por ciento de su energía almacenada en gasolina, en movimiento; mientras que en los vehículos eléctricos, su porcentaje de conversión es de 59 a 62 por ciento
•   A pesar de que un porcentaje de la energía utilizada se produce  por combustibles; al ser manejados no son contaminantes, pues recurren principalmente a fuentes renovables como la que se obtiene de la energía luminosa por medio de paneles solares
•   No se ven afectados en temporada pluvial, debido a que los conectores cuentan con suficientes protecciones para la prevención de cortos circuitos. El mayor problema que podría surgir, sería que el auto se mojara por conectarlo en una estación sin techo

Situación actual
Analistas e investigadores señalan inviable el uso de autos eléctricos en nuestro país, pues México, según El Universal “aún carece de la infraestructura adecuada para echar a andar un proyecto integral”. Además, esta tecnología eleva casi 20 mil dólares el precio del vehículo.

A pesar de ello, en regiones como el Distrito Federal y Aguascalientes, los vehículos eléctricos ya son una realidad. Según información de este diario mexicano, en mayo de 2012, el gobierno hidrocálido invirtió 35 millones de pesos (mdp) en la adquisición de 50 autos compactos modelo Leaf, y 1.5 mdp en la instalación de 58 tomas eléctricas, para armar el centro de recarga más grande del mundo.

A nivel internacional, Madrid bonifica a los usuarios de autos eléctricos, al concederles la exención total del servicio de estacionamiento regulado y la recarga gratuita por un periodo de un año, en los  161 puntos municipales destinados a este fin.

Asimismo en otros países de Europa la tendencia va en aumento. El año pasado el Gobierno italiano aprobó un plan de ayuda, para que en un lapso de tres años, las empresas interesadas en comprar autos eléctricos reciban hasta 5 mil euros para adquirirlos.

Según datos de la Asociación de Fabricantes del Automóvil (ANFAC), Francia, Alemania y Noruega son los países más proactivos en cuanto a la venta de automóviles eléctricos, en gran medida, gracias a las políticas de apoyo implantadas por sus gobiernos.

Por otro lado, a pesar de que el número de vehículos eléctricos va en aumento, los especialistas opinan que para hacer posible una conversión casi total, se debe cambiar la mentalidad de los usuarios y mejorar las redes de distribución eléctricas.

Tal como indica Carlos Álvarez, investigador del Instituto de Ingeniería Energética de la Universidad Politécnica de Valencia, “las redes actuales no soportan el impacto de uso masivo”.

De continuar con una tendencia a favor de la movilidad eléctrica, en 2020 circularán por las calles de todo el mundo 7 millones de autos híbridos y un millón de autos eléctricos, aseguró Jorge Vallejo, director de Relaciones Exteriores y Asuntos Gubernamentales de Nissan para México y América Latina.

Estaciones de recarga en la Ciudad de México Estación para la recarga rápida de vehículos eléctricos. Se encuentra ubicada en la Fuente de la Cibeles, colonia Roma.
Estaciones de recarga en el Centro Histórico, para la flota de “Taxis Cero emisiones”
  ABB es una de las empresas pioneras en los centros de cargaFotografía: cortesía de ABB

————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba