Contratista

Sembrar para dar

Monterrey crece y con él uno de los contratistas más destacados de la región. En esta entrega, el protagonista de esta historia destaca su voluntad por el crecimiento de “todos” y por concretar una industria sólida.

“No se trata de largas jornadas de trabajo, sino de resultados”

Por Antonio Nieto.

Para Roberto Leal Gómez, director General y socio fundador de Electro Edificaciones (IEMSA), ser ingeniero no basta para hacer crecer una empresa eléctrica. Se necesita una continua preparación para avanzar junto con las nuevas tecnologías. En entrevista con Constructor Eléctrico, comparte la historia de su empresa y su punto de vista respecto de la industria.

En 1989, desde su casa y con un mínimo de recursos, Roberto Leal emprendió su empresa.

Roberto Leal Gómez

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo inició la empresa?
Roberto Leal Gómez (RLG): Mi padre, antes de que yo empezara esta empresa, tuvo una similar en sociedad con otro ingeniero. Yo, ­­al graduarme en 1982 de ingeniero Electricista en el Tecnológico ­de Monterrey, me integré a la obra de nombre el Puerto de Liverpool. Esta obra la traía un contratista de la Ciudad de México, el ingeniero Ramiro Ruiz. Él llevaba la construcción eléctrica y se apoyó en la empresa, conocida en ese entonces como IEMSA (Instalaciones Eléctricas Monterrey), que fundó mi papá.

Yo estuve trabajando ahí prácticamente siete años; después, por mis intereses, me salí y formé esta empresa, a la cual mi padre se integró tres años después.

CE: ¿Cómo fue tu primera obra eléctrica o electromecánica?
RLG: Ya con mi empresa, lo hice una vez que contraté una obra para TLH de acumuladores. Fue en una planta industrial llamada Tramasa, que está rumbo a la carretera Laredo a escasos kilómetros del Aeropuerto. Ahí participamos en una obra (éramos una cuadrilla de eléctricos y yo), y como apenas éramos una empresa pequeña, pues nos pasaron las áreas de oficinas, comedores y todo el alumbrado exterior. Ésa fue mi primera obra con esta empresa en 1989. Fue un contrato de 100 millones de pesos de aquel entonces; era una obra pequeña.

CE: ¿Cómo fue la creación de la empresa actual?
RLG: Aunque soy segunda generación (mi padre fundó esa empresa), decidí separarme de él y empecé sin nada. Lógicamente contaba con el apoyo, la experiencia y enseñanzas de mi padre.

Iniciamos, en 1989, mi esposa y yo con una computadora haciendo presupuestos en la casa. Mi esposa es contador privado y me apoyó junto con una actuaría de eléctricos y un mayordomo. Cuando inicié ese proyecto (la obra con TLH), inmediatamente se vinieron muchos más y empezamos a crecer. Lo siguiente fue contratar a un jefe de presupuesto, pues lo primero que sucede en estos casos es que uno empieza a cotizar mal.

Empezamos a hacer obras pequeñas. En un par de años, hicimos fraccionamientos para la Constructora Garza Ponce. Después vino el primer edificio, que en aquel entonces ya se le llamaba inteligente: el centro CETEC.

En aquellos años, el Tecnológico de Monterrey quería ser pionero en sistemas inteligentes y construyeron un edificio llamado CEDES (Centro de Estudios para el Desarrollo Sustentable). Fue el primer edificio en Monterrey de alrededor de unos 15 pisos de cristal. Ése fue mi primer gran proyecto y con éste empezamos a levantar de manera continua.

CE: ¿Qué enseñanza de vida te ha dejado ser contratista?
RLG: Es un giro bastante celoso. Necesariamente requieres ser una persona muy organizada. Cuando yo empezaba, el socio de mi papá, en aquel entonces, me dijo que hiciera una maestría en Administración de Empresas. Él me decía que las empresas del ramo de la construcción manejadas por un administrador eran las que crecían; ésa era su experiencia y su percepción. Lo que yo he visto es que si quieres crecer en este medio, tienes que estar muy bien organizado para poder irte abriendo paso entre la competencia.

CE: ¿Quiénes han sido tus grandes maestros?
RLG: Mi padre. De él aprendí el trabajo de largas jornadas, la tenacidad, a endurecer la voluntad; la perseverarancia, a nunca bajar la cabeza y pelear duro. Actualmente, mi visión del mundo ha cambiado. Considero que ya no deben ser las largas jornadas, sino que debe traducirse en términos de resultados.

CE: ¿Cómo ha sido la vida familiar como empresario?
RLG: A mí me enseñaban que el que se levantaba más temprano y se acostaba más tarde era el prototipo del empresario más trabajador. Ya los tiempos han cambiado: no considero que deba ser así. Pero debido a la formación que tuve, pues así sucedió.

CE: ¿Cuál es la opinión que tienes del sector de la construcción y de la obra eléctrica en Monterrey?
RLG: Es un mercado demasiado competitivo. Por alguna razón, hay mucha obra en Monterrey y, como polo de desarrollo, se han traído a muchos contratistas de fuera del estado. Eso ha originado que la competencia siga. Yo recuerdo que a los concursos nos invitaban a cinco empresas; ahora son unas ocho.

CE: A título personal, ¿qué has hecho para que la obra eléctrica mejore o cambie sus condiciones?
RLG: Yo siempre le he dicho a la gente de Monterrey y también al Consejo Directivo de la UNCE (Unión Nacional de Constructores Electromecánicos) que, en nuestro momento que nos tocó vivir como socios fundadores de ACEN (Asociación de Contratistas Eléctricos del Norte) y UNCE, nuestro papel es hacer todo lo posible para incitar el crecimiento de nuestras asociaciones sin esperar ningún beneficio a cambio. Tenemos que devolverle a este medio, tan bonito que es el nuestro, un poquito de lo mucho que hemos recibido, pues gracias a este sector mi padre me dio la oportunidad de estudiar una carrera y una maestría. Por esta razón, les digo a los nuevos integrantes que no esperen recibir. Necesitamos sembrar para dar.

El mayor logro de UNCE es la capacitación. Anteriormente, las cámaras de la construcción, cuando acudíamos para capacitar, lo único que les enseñaban era conectar un foco a un socket. Según ellos eran Circuitos 1 y 2. Ésa no era la idea. Hoy en día, con el apoyo de los proveedores y fabricantes, estamos dando cursos completos.

CE: Un empresario, como muchos en el medio, no puede ignorar las situaciones políticas, en este caso el cambio de sexenio ¿Ustedes son un gremio que sí le presta atención a estos temas, tratan de tener vínculos con el gobierno o de impulsarlo a través de los respectivos órganos estatales?
RLG: En el momento actual lo que hemos decidido es, así se estipula en los estatutos, no involucrarnos en situaciones políticas. No consideramos que sea el momento, no lo hemos hecho tanto en ACEN como UNCE. En los últimos meses se ha comentado que debemos tener un ala que maneje la política, no para obtener beneficio del proyecto, sino para darle más reconocimiento al gremio. Que seamos reconocidos por el gobierno nos da un mayor peso a la hora de emitir un voto.

Actualmente, en UNCE estamos participando con  la Secretaría de Energía. El presidente tiene una silla en el Comité. En los años anteriores, se designó a Claudio Villarreal para asistir a las juntas, y estamos participando con Comisión Federal de Electricidad de forma más activa. Hemos dicho que ya es tiempo para empezar a ponerle más atención a la revisión de procedimientos de edificios de gran altura, por ejemplo.

CE: Con tu experiencia, ¿qué les podrías comentar a los contratistas que están iniciándose en el sector?
RLG: Antes escuchaba, cuando niño, que la profesión de un médico era muy difícil porque, además de ser una carrera complicada, no paraban de prepararse. Ahora creo que en cualquier carrera es lo mismo; el ramo nuestro no es la excepción. Yo les daría el consejo que me dieron: “Hay que tener la visión de un administrador”. Tienes que saber de finanzas, de contabilidad, de recursos humanos: a trabajar en equipo. Para algunos ser director es ser el dueño: yo no estoy de acuerdo. Para ser un buen mando debes prepararte, tener una visión más global y complementarte con las nuevas disciplinas que van surgiendo (edificios inteligentes, control de accesos). Hay que tratar de ofrecer al cliente mejores servicios para diferenciarnos de la competencia.
——————————————————————————————————————————————————

Un par de edificios de departamentos en el corazón de Monterrey han sido electrificados por una de las ingenierías regias más destacadas. La obra de ingeniero Roberto Leal cumple a cabalidad con las necesidades más importantes de los edificios.

Al tratarse de una obra de edificio de departamentos que albergarán cientos de personas, la seguridad eléctrica es indispensable.

Necesidades de la obraIluminación interior con voltaje de alimentación a 127 V
Iluminación del estacionamiento con voltaje de alimentación a 277 V
Contactos para estacionamiento, jardines, escaleras, amenidades y áreas comunes en 127 V
Alimentación eléctrica a condensadoras de áreas comunes en 227 V
Punto de recepción y transformación de energía eléctrica
Red de puesta a tierra
Sistema de pararrayos
Centros de concentración de medidores
Acometidas eléctricas en 227 V trifásicos a departamentos
Acometidas eléctricas trifásicos a elevadores
Red eléctrica de emergencia en 227 V trifásicos, áreas comunes y 277 V en estacionamientos

En pleno desarrollo de Monterrey, las construcciones de edificios altos es una necesidad y una solicitud ya cotidiana de inversionistas. Se sabe que esta ciudad cuenta con una inversión en infraestructura alta y que la tecnología e ingeniería que demandan estas construcciones deben ser impecables.

En manos del ingeniero Roberto Leal, director General de Electro Edificaciones Iemsa, SA de CV, la construcción eléctrica se adaptó a las exigencias de calidad y mano de obra calificada para dotar de energía a este complejo.

Esta obra, a la que tuvo acceso Constructor Eléctrico, es un par de modernos edificios de departamentos que constan de 19 pisos de apartamentos, un nivel de planta baja, un nivel de mezzanine, un nivel de terraza y seis niveles de estacionamiento, dentro de los que se construirán 125 departamentos por edificio. Además, habrá salas de cine, salas de choferes, sanitarios, gimnasio, sport bar, cuarto de juegos, cocina, centro comercial, salas multiuso, recepción y oficinas administrativas.

La instalación eléctrica que llevó a cabo la ingeniería de Roberto Leal ha sido diseñada con base en la NOM-001-SEDE-2005, cuyo contenido refiere a las instalaciones y uso de energía.

Además, durante la instalación se ha hecho un manejo riguroso de la seguridad, cuya exigencia es parte de la ingeniería de Electro Edificaciones IEMSA.

Sistemas de distribución
Para cada una de las torres se tienen varios transformadores tipo subestación desde donde se alimentan las concentraciones de medidores de departamentos; otro transformador tipo subestación desde donde se alimenta el tablero para áreas comunes, así como un generador eléctrico diesel de 500 KW para el servicio de emergencia. La energía se suministra en 227 V, 3F-4H, 60Hz. Para el sistema de HVAC la energía se provee del transformador tipo subestación de áreas comunes de Torre 1, de 1250 KVA 480 / 277 3F-4H, 60 Hz.

Sistema de tierras
Este sistema está formado por un conjunto de conductores en arreglo rectangular bajo el piso del nivel seis de estacionamientos, y se enlaza a la subestación eléctrica con cable de cobre desnudo. Un conductor va en todas las canalizaciones de las salidas del alumbrado, contactos y fuerza. Se conecta, a su vez, a la red general de tierras del complejo y se dejan registros con su respectiva varilla de tierra.

Para el área del site, el sistema de tierras es independiente a la red general de tierras del edificio. Para éste se coloca un cilindro, con registros y varillas. Toda la charola se aterriza con el cable del cobre adecuado. Este sistema también va acorde con la NOM.

Pararrayos
El diseño abarca los sistemas de protección y prevención, hasta la selección final del pararrayos acorde con el diseño arquitectónico final, el cual, al existir una descarga atmosférica, canaliza el rayo y lo descarga hacia la tierra, de modo que no causa daños a construcciones o personas. Los conductores de bajada desde la punta del pararrayos son de cobre, y está colocada una bajada a lo alto de la edificación.

La malla de aterramientos está hecha con cabos de cobre desnudos a 0.6 m de profundidad interconectando a todas las bajadas, llegando a los electrodos de aterramiento (varillas Copperweld).

Respecto de los sistemas de distribución de emergencia, las torres cuentan con su respectiva planta, con su tablero de distribución de emergencia, el cual incluirá los circuitos de los tableros de alumbrados de pasillo, áreas comunes y estacionamientos; elevadores, escaleras, subestación eléctrica, cuarto de bombas. La energía es suministrada en 227 V, 3F, 4H, 60 Hz.

Cada uno de los tableros generales, de emergencia y distribución, cuenta con una etiqueta con el nombre del tablero e identificación de circuitos.

En lo que se refiere a la conexión a tableros, todos los circuitos eléctricos que se generan en la instalación eléctrica de alumbrados, contactos y fuerza están conectados al tablero correspondiente sobre la base de la numeración indicada en los planos. Por su  parte las conexiones enterradas son de soldadura exotérmica.

Canalización y accesorios
La tubería es rígida metálica de pared delgada galvanizada para todo el sistema eléctrico interior. Se utiliza pared gruesa galvanizada para el cuarto de bombas y subestaciones eléctricas. Las cajas de registro y sus tapas son de lámina galvanizada, troquelada, esmaltada, y deja espacio suficiente para todos los conductores, los monitores y las contratuercas.

La tubería está soportada en el techo, bajo las losas y en los muros, salvo en los casos específicos en que se indique que deben instalarse ahogados en losas, muros o firmes.

Todas las tuberías metálicas están conectadas a tierra. Una especificación importante es que éstas estén colocadas de tal manera que no reciban esfuerzos provenientes de la estructura del edificio. En los tendidos de tuberías muy largos están colocados registros cada 25 metros y todos tienen lugares accesibles.

Las tuberías para los sistemas de emergencia están ahogadas en concreto, además cuentan con una pendiente de 1.0 por ciento hacia los registros a partir del punto medio entre dos registros inmediatos.

Respecto de los conductores, éstos son del tipo THW-LS, 600 V máximo, con aislamiento de cloruro de polivinilo para temperaturas de 90oC, de baja emisión de humos y no propagador de fuego en charola vertical.

El tipo de conductor para alimentador de estos departamentos es cable MC de aluminio engargolado en aluminio.

Los soportes para grupos de tuberías son construidos del tipo trapezoidal con una varilla roscada galvanizada de 3/8U-10, tuercas y rondanas de 3/8” y abrazaderas para unicanal. Los soportes están fijados firmemente a las columnas y losas de concreto utilizando barrenanclas de 3/8”.

Unidades de iluminación
Las luminarias fluorescentes están colocadas en su totalidad en estacionamientos generales, con una división en circuitos normales y de emergencia. Las que están colocadas en pasillos, escaleras, cuartos de subestación y bombas serán, en su totalidad, circuitos de emergencia.

Por su parte las luminarias con indicación de salida cuentan con batería y están colocados en áreas visibles de pasillos, escaleras, cuartos de subestación, bombas y estacionamientos.

También están instalados contactos de corriente normal para estacionamiento, áreas comunes y amenidades. En cuanto a  los contactos para las áreas de subestación eléctrica y el cuarto de bombas cuentan con circuito de corriente de emergencia.

Una de las exigencias finales para realizar el proyecto es llevar a cabo pruebas necesarias para comprobar que se han seleccionado todos los circuitos especificados en planos y diagramas.

Los ejercicios incluyen pruebas de resistencia, pruebas de alumbrado, continuidad eléctrica, continuidad de la tierra (y resistencia), así como la operación correcta de la instalación eléctrica, medición de voltaje, etcétera. Es así como todos estos componentes logran el perfecto balance para una obra exitosa.
——————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba