Asociación

Poner la vista hacia el cielo

Desde hace más de 30 años, la ANES ha impulsado el uso de la energía solar de cara a la carencia de energéticos no renovables. Su participación en la construcción de un país más sostenible es notable.

Por Antonio Nieto.

Alvaro Lentz Herrera

El uso de combustibles fósiles continúa siendo la principal fuente de energía, por lo tanto la contaminación se incrementa. La inclusión del uso de las energías renovables es un factor clave para frenar el daño. El doctor Álvaro Lentz Herrera, presidente de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), fiel a la filosofía que los rige, busca promover el uso de tecnologías renovables en todo el país.

Desde las oficinas donde desarrolla temas de investigación relacionados con la energía solar, el profesor de la UACM y coordinador del posgrado en Energías Renovables y Eficiencia Energética habla sobre la ANES y sobre las tendencias entorno a este recurso.

“Una reforma energética sin la inclusión de energías renovables quedaría coja”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuál es el motivo de la fundación de ANES?
Álvaro Lentz Herrera (ALH): La Asociación tiene ya 32 años funcionando. El motivo de su creación fue la promoción de las energías renovables, en especial el uso de la energía solar. En ese sentido la Asociación genera foros de discusión para que esto se dé. Para lograrlo, mantenemos comunicación con los principales sectores, como el gobierno y el industrial, para que la energía renovable esté presente en cada uno de los habitantes de este país y en todos los niveles, no solamente para la gente que tiene recursos, sino a todas las comunidades marginadas.

CE: ¿Cuáles serían los servicios que presta la Asociación?
ALH: Tenemos diferentes sectores dentro de la Asociación. Existen dos: el académico y el industrial, cada uno tiene intereses distintos. En el caso del sector académico es agrupar, crear foros de discusión para enriquecer el intercambio de ideas. Hacemos una reunión anual, la Semana Nacional de Energía Solar, donde los especialistas de distintas áreas presentan trabajos de investigación; es un foro de discusión y análisis. La particularidad de esta reunión es que se va rotando alrededor de la República mexicana. El año pasado fue en Cuernavaca; los anteriores, en Guadalajara, Mérida, Mexicali, Villahermosa.

La idea es llegar a diferentes partes de la República. En el estado donde se celebra, se dan cursos de capacitación para fomentar el conocimiento del uso de la energía renovable. Por esta razón, una de las premisas es que no se haga en el Distrito Federal, que no se centralice.

Para el sector industrial, la Asociación procura hacer una exposición para que los integrantes de ANES promuevan sus productos y den a conocer los servicios que ofrecen para la sociedad.

También tenemos espacios donde se intercambian ideas e inquietudes con el Gobierno. De esta manera, ANES apoya a sus socios. Lo más valioso que les podemos dar es nutrirlos con información (contratos, proyectos actividades, nuevas regulaciones) para que se fortalezca la industria. La idea es que, más que competidores, todos seamos aliados para poder encarar nuevos proyectos de grandes magnitudes y concretar metas.

ANES, por los años que tiene, es un referente. Trabajamos con el Gobierno para impulsar el desarrollo de las energías renovables. Por ejemplo, con el Plan Nacional de Desarrollo, ANES puntualizó la importancia de no pasar por alto la energía solar.

CE: ¿Cuál es la principal actividad de ANES?
ALH: La actividad principal de la Asociación es estar en contacto con el sector energético, el Gobierno, la Cámara de Diputados y Senadores. Les hacemos ver que es más barata la energía renovable. Debemos cambiar la idea de generación de energía. Hay que dejar de ver para abajo, pues existen el Sol y el viento. Una reforma sin energías renovables quedaría coja. El futuro depende de esta inclusión.

CE: ¿Cuál es el estado actual del uso de la energía solar en México?
ALH: Creo que en estos dos últimos años ha crecido muchísimo. El año pasado se instalaron 15 MW solares de equipo fotovoltaico; en 2011, 7.5 MW. Para este año se espera duplicar la cifra de 2012. Hay un gran dinamismo en la industria energético solar. En 2015, buscamos llegar a 120 MW. Ni la industria de los celulares crece tanto. Este crecimiento incluye todo lo que se ha instalado: iluminación de municipios y casas; CFE, bombeo para agua, etcétera.

CE: De acuerdo con tu ámbito académico, ¿cuál es el aporte personal que piensas llevar a cabo dentro de la ANES?
ALH: Tenemos presencia en los Estados, pero no en todos. Una de las funciones que quiero reforzar son las secciones regionales. Considero que debemos tener una participación activa con los Estados para promover todas las actividades de la ANES en cada una de las regiones. Que todos tengan la información. Otro objetivo es incluir en la Agenda Nacional a las energías renovables. Estamos en una etapa clave para que en este sexenio se tomen en cuenta este tipo de energías.

CE: ¿Cuál es la apertura del Gobierno respecto a este tema?
ALH: Tenemos acercamiento con el subsecretario de la Secretaría de Energía, con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y con la Secretaría de Agricultura. Nosotros agrupamos a la industria para que se hable de las mejores prácticas y, así, evitar las malas experiencias.

Se acaba de crear un comité de gestión por competencias para energías renovables, generaremos cursos de capacitación para que los instaladores (térmicosolares, fotovoltaicos y distintos técnicos del área eólica, biomasa) obtengan el certificado. Buscamos certificar para evitar las malas experiencias.

CE: ¿Cuáles estándares están creando?
ALH: El estándar solar térmico doméstico y otro para industriales; el fotovoltaico a pequeña y gran escala.

CE: ¿Estas nuevas certificaciones responden al crecimiento del uso de la energía solar?
ALH: Claro. Se espera que para años venideros, con el crecimiento de las instalaciones, el personal ya cuente con éstas.

CE: Con el uso de tecnología renovable, ¿el costo de los productos se abarataría?
ALH: Yo veo un nicho de oportunidad muy alto, pues las tarifas son muy altas. Con el uso de la tecnología fotovoltaica, el usuario generará la energía. De esta manera, el nivel de consumo no se rebasa y el subsidio se reduce. Esto crea que la amortización de inversión sea en cuatro años. Si los equipos duran 20 años, se tendrá un beneficio los próximos 16 años. Lo mismo ocurre con el térmico solar, ya no se gastaría en gas. Esos esquemas son beneficiarios para el ahorro doméstico. En este momento es una opción viable.

CE: ¿Cuál es el vínculo que ANES tiene con otras asociaciones de este tipo (generación de energía limpia)?
ALH: La Asociación participa en todos los foros industriales. Participamos con el Foro del Futuro Solar, donde se dan cita las principales empresas de desarrollo solar en México. También hay un vínculo importante con otras asociaciones, como Rembio, que fue creada dentro de la ANES. Nos involucramos con revistas, consejos y editoriales para impulsar a las energías renovables.

 CE: ¿Se involucran con el sector de las construcciones?
ALH: No de manera directa. Cuando piden apoyo, se les da. La principal preocupación es incluir en la Reforma Energética a las energías renovables.

CE: ¿Cuál es la proyección en cinco o 10 años?
ALH: Hay un dinamismo muy grande. Empezaremos por proyectos pequeños, pero será más común que esta tecnología sea incluida en edificios grandes. Buscamos difundir el uso de renovables a nivel vecinal, que esta tecnología llegue a nuestras casas.
—————————————————————————————————————————————————

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba