Energía RenovableNegocios

Evaluación de la conformidad de producto: requisito en el comercio global

El éxito de un producto dependerá en gran medida de un asesoramiento profesional, que dictamine acciones específicas para su posocionamiento en el mercado.

La experiencia y calidad, algunos de los elementos básicos para la evaluación o certificación de un producto.

Por Roberto Fernández.

El mercado, en el cual se desea ofrecer productos eléctricos y electrónicos de calidad, está regulado por requisitos que rigen el comercio global. Éstos, regularmente se relacionan con normas de seguridad del producto, uso de sustancias peligrosas, compatibilidad electromagnética, sanidad (para equipos que procesan o almacenan alimentos), eficiencia energética, etiquetado, etcétera.

Con frecuencia, es necesaria una declaración formal de la conformidad del producto. En algunas regiones, y para algunos productos específicos, se tendrá que obtener la certificación a través de un organismo independiente, acreditado para demostrar que el producto cumple con los requisitos mínimos. Entonces, ¿cómo saber qué pruebas se deben hacer y cuántas? ¿Qué normativa regional de producto aplica? ¿Cómo se puede maximizar la conformidad de los productos que le permitirán acceder a múltiples mercados de forma rápida y rentable?

En este artículo vamos a responder a estas preguntas y explorar los mecanismos básicos de pruebas y certificaciones, además de cómo se pueden aplicar para reducir el tiempo de acceso al mercado.

Primeros pasos
Preguntas básicas que se debe de responder antes de iniciar un plan para la evaluación y/o certificación del producto:

  • ¿Dónde se quiere vender?
  • ¿Qué requisitos o reglamentación existe en el mercado objetivo?
  • ¿Quién puede ser su aliado para alcanzar con éxito su meta?

Con las respuestas a estas preguntas, se puede empezar a estimar las necesidades de evaluación y certificación del producto.

Un proyecto de esta naturaleza tiene consecuencias en los costos de producción, rendimiento de la inversión, acceso al mercado y, potencialmente, responsabilidad por productos defectuosos. Conocer y disponer de opciones viables y de las variables de reglamentación será muy valioso para un costo eficaz y adecuado en la ruta del cumplimiento.

Dicho esto, la primera acción en la lista es obtener ayuda de expertos. Esto ahorrará tiempo. El experto podrá ser un ingeniero con un nivel de especialización alto, un consultor externo o un laboratorio de pruebas reconocido. Es muy importante asegurarse de la experiencia, calidad, ética, cumplimiento y calificaciones técnicas de la opción que se elija.

Evaluación conceptual de producto
El siguiente paso consiste en evaluar al producto conceptualmente: ¿Es costoso?, ¿es técnicamente complejo? ¿Es de una innovación técnica no probada aún? ¿Es probable su uso en todos los hogares o niveles comerciales? ¿Estará disponible en diferentes modelos? ¿Su desarrollo tecnológico implicará diferentes generaciones? Si la respuesta es afirmativa en cualquiera de estas preguntas, entonces, la evaluación y la certificación seguramente va a ser recomendada y, en algunos casos, lo exige la ley.

Sin embargo, si el producto es de menor valor, o el modelo a fabricar es por un lote, o el producto se destina a ser desechable, quizá con una vida útil más corta, tal vez un informe de pruebas del producto, sin su certificación, será lo más apropiado y represente una menor inversión financiera.

Los informes de pruebas y los certificados son documentos que demuestran la conformidad del producto con los requisitos de la norma que aplique, y están sustentados en los resultados obtenidos en las muestras evaluadas.

Consulte a un experto. Un laboratorio, independiente y reconocido, es capaz de proporcionarle orientación sobre los requisitos que debe cumplir el producto, y brindar recomendaciones sobre qué ruta es la más conveniente. Las posibilidades son varias, y pueden incluir, desde realizar las pruebas del propio laboratorio, hasta realizar la evaluación y la certificación a través de un laboratorio y un organismo independiente y reconocido. Una vez que se determina el valor de un producto, para justificar la inversión de la evaluación y la certificación, se tendrá que comprobar si sigue siendo viable financieramente, con respecto a los requisitos del mercado objetivo.

Si el cumplimiento para un mercado en particular resulta ser muy caro, en comparación con el valor del producto, tal vez el plan de vender dicho producto en un determinado país tendrá que ser reconsiderado. Para obtener información sobre precios para el proceso de cumplimiento, se deberá pedir una consultoría a un ejecutivo de ventas del laboratorio elegido, quien proporcionará los requisitos, costos y los tiempos de entrega para completar el proyecto. Se deberá  facilitar cierta información básica al laboratorio para que éste pueda elaborar un presupuesto adecuado.

Lista de la información necesaria para solicitar la cotización
¿Qué clase de producto es?
Ejemplo: describir su uso o aplicación, si es eléctrico o electrónico, para uso en interiores y/o exteriores, de tipo doméstico, comercial, médico, industrial, militar, para la construcción, marítimo, contra incendio, automotriz…

¿En dónde desea comercializar su producto?
Ejemplo: América (Norte, Centro y Sudamérica), EMEA (Europa, Medio Este y África) o  Apac (Asia Pacífico)

¿Cuáles son las características eléctricas del producto?
Ejemplo: Tipo de alimentación (ca/cc), frecuencia, voltaje, corriente o potencia consumida, número de fases, diagrama eléctrico…

Cuántos modelos diferentes de producto existen, así como las variaciones entre estos
Ejemplo: variaciones en características eléctricas, materiales, forma, capacidad, funcionalidad, desempeño, dimensiones, etcétera

¿Dónde se fabricará el producto?
Esto puede definir si las pruebas pueden realizarse en sus laboratorios (en caso de que cuente con las instalaciones) o si los productos deberán enviarse a las instalaciones del laboratorio acreditado

Si los conoce, ¿qué requisitos de certificación busca para el producto?
Ejemplo: seguridad, higiene, compatibilidad electromagnética, restricción de sustancias peligrosas, eficiencia energética, etcétera

Listado de componentes, ¿están estos previamente certificados?
De ser así, describir y listar sus características, especificaciones, así como las certificaciones con las cuales cuenta cada componente

La elección de un aliado para la evaluación y la certificación de su producto
Si su empresa aún no dispone de un laboratorio de pruebas reconocido y/o de un organismo de certificación acreditado, ¿cómo hay que elegir uno? Una búsqueda rápida en internet proporcionará diferentes laboratorios, así como el organismo de certificación. Para elegir uno de ellos, se debe hacer una lista con sus propios factores clave de compra, y úsela como su guía. Aunque mantener los costos de producción bajos es vital, las entidades que ofrecen las tarifas más baratas no necesariamente dan el mejor valor, y aquellas más populares no son necesariamente la única opción

Muchos fabricantes han encontrado que es útil tener en cuenta lo siguiente:

Portafolio de programas de certificación y acreditaciones
Marcas de certificación disponibles, acuerdos de reconocimiento mutuo con otros laboratorios u organismos, programas de aceptación de resultados de pruebas en las instalaciones del fabricante.

Características geográficas de acceso
Certificaciones y/o homologaciones disponibles y marcas que ofrezcan el máximo acceso al mercado objetivo o que cubran la mayoría de las áreas geográficas.

Reputación
Acreditaciones con las que cuenta el laboratorio u organismo, valor agregado, confiabilidad, ética en sus operaciones, tiempo en el mercado.

Oferta de servicio local
Servicio en los países objetivo o en el país de fabricación de los productos.

Capacidad de respuesta
Servicio rápido y de calidad que mejore el tiempo de entrada al mercado objetivo.

Rentabilidad
Efectiva relación costo beneficio en el servicio.

El mantenimiento de la aprobación y certificación
El organismo que expida el certificado llevará a cabo inspecciones no anunciadas para garantizar que el producto sigue cumpliendo con los requisitos bajo los cuales fue evaluado originalmente. Las inspecciones generalmente se llevan a cabo en el lugar de fabricación del producto con una periodicidad anual, semestral o incluso trimestral.

El objetivo de estas verificaciones o inspecciones es monitorear el proceso de fabricación del  producto, así como la continua conformidad de éste con las normas bajo las cuales fue evaluado inicialmente.

En ocasiones, las normas que rigen la certificación del producto se actualizan o caducan, y por lo tanto se necesita una revisión para garantizar el cumplimiento de la norma revisada o de la nueva edición. Esta situación traerá como resultado la necesidad de evaluar nuevamente el producto de acuerdo con los requisitos de la nueva edición de la norma. Dicha evaluación puede ser parcial o total.

Otra variable crítica que puede afectar la continuidad de la certificación es lo relativo a cambios de diseño del producto una vez que éste ya fue certificado. Si estos cambios son notificados oportunamente al organismo certificador antes de realizarlos, las modificaciones podrán ser evaluadas por éste para garantizar que la seguridad del producto no ha sido afectada por dichos cambios.

Una vez que se cuente con la aprobación del organismo, se podrán realizar los cambios en el producto. Es importante mencionar que si el organismo de certificación no es notificado sobre los cambios, la certificación podrá ser invalidada.

El organismo de certificación verificará, mediante las visitas de seguimiento, que el producto siga teniendo las mismas especificaciones que tuvo cuando éste se sometió a la evaluación original para obtener la certificación.

Consejos para optimizar el proceso de evaluación y certificación
•  Involucrar al laboratorio de pruebas u organismo de certificación que se haya elegido durante la fase de diseño de sus productos. Ellos ayudarán a detectar posibles incumplimientos con respecto a los requisitos de la norma que aplique al producto. Esto ahorrará tiempo y disminuirá los costos por reensayos y rediseños
•  Diseñar desde un principio para que el  producto sea conforme. Utilizar como guía la última versión de la norma que aplique a su producto
•  Considerar la posibilidad de programar todas las pruebas aplicables (seguridad, eficiencia energética, compatibilidad electromagnética, etc.) al mismo tiempo. Si se disminuyen drásticamente los tiempos de entrega, se reducirán costos asociados al proyecto de certificación
•  Antes de iniciar el proyecto, preguntar al laboratorio u organismo qué información se necesita recopilar y enviar. Esto se debe hacer lo más pronto posible. Irónicamente, muchas veces los proyectos se retrasan debido a que el fabricante no envía la información de manera oportuna. Notificar en tiempo y forma reducirá el tiempo total del proyecto y ayudará a llevar su producto más rápido al mercado que desea
—————————————————————————————————————————————————-

Roberto Fernández, laboratory Manager de Intertek.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba