Contratista

Ingenio de alta visión

En el Norte del país un pionero ha construido las líneas de transmisión más ambiciosas y monumentales del país. Su proyección como empresario lo ha llevado a constituir varias firmas de ingeniería y sectores industriales. Su profesionalismo y pasión, a las alturas.

El ser empresario es una vocación, es decir, se nace, pero también se hace. Exige una preparación académica y cultural para lograr un crecimiento continuo.

Por Antonio Nieto.

El ingeniero Pedro Salazar ha dado una pauta muy marcada en su vida profesional: alejarse de la vida institucional y trabajar en uno de los rubros que más le ha apasionado a lo largo de su vida. A pesar de haber incursionado con éxito en otros ámbitos industriales, el ingeniero ha dado a la industria de la obra electromecánica una enseñanza que la historia le reconocerá.

En entrevista, se muestra muy orgulloso por su trayectoria, y destaca que ésta sólo fue posible con un valor especial para la gente que hace posible los proyectos: sus trabajadores.

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo se involucra por primera vez con el sector eléctrico?
Pedro Salazar (PS): Mi primer trabajo como ingeniero fue en 1971, en la planta de Fibras Químicas del Grupo CYDSA. Mi responsabilidad era calcular todos los servicios eléctricos y mecánicos para que operaran las líneas de proceso para producción de Nylon y Poliéster. Conocí las líneas de productos eléctricos para baja y media tensión, principalmente Square D, General Electric, Conductores Monterrey, etcétera. Me tocaba calcular los tableros de fuerza, tableros de control, cableados y canalizaciones para los sistemas de distribución en baja y media tensión, para las líneas de producción de fibras sintéticas.

CE: Cuál es su formación académica
PS: Soy ingeniero Mecánico Electricista, de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, y cuento con un posgrado en Administración, con especialidad en Dirección de Empresas, egresado del IPADE en el programa AD-2. En Fibras Químicas, empresa en la que trabajé cuatro años, me capacitaron en el área de Ingeniería Térmica para la solución de los problemas de acondicionamiento de aire para controlar la temperatura y humedad requeridas en las salas de Bobinado e Hilatura.

Cuando me contrata Bookman-Edmonston, me capacité en el área hidráulica, para diseño de plantas de bombeo y acueductos, con quien trabajé a través de su filial Hidro-Consult en el DF.

CE: ¿Cómo fue su primera obra eléctrica?
PS: Mi primera obra eléctrica, en forma integral, fue en 1977. Consistió en desarrollar la ingeniería electromecánica y civil para la construcción de una planta de bombeo con capacidad de conducción de agua de 1 mil lts/seg, equipada con tres bombas y motores de 300 hp cada una, en Tampico, Tamaulipas, para conducir agua al corredor industrial de Altamira.

Hubo que construir 7 kilómetros de línea de distribución entre las lagunas, una subestación reductora, tableros de fuerza y control y cableado de fuerza para los motores eléctricos y servicios auxiliares. Fue todo un evento para mí, ya que nunca me había involucrado con la CFE y tuve que estudiar las especificaciones y normas de construcción para las líneas de distribución de CFE.

CE: Cuál es la obra más importante que ha realizado
PS: Todas las obras son importantes, pero, de las que me ha tocado construir, me quisiera referir a una: la del Desarrollo Valle Poniente, realizada en 2005, en San Pedro y Santa Catarina, Nuevo León.

Por su grado de complejidad y tiempos críticos de ejecución en programa, ya que se reubicaron 5 km de línea de transmisión de 400 kV, que estaban en operación en el anillo de 400 kV, a la altura de la cota 460 msnm, se reubicó ésta hasta la parte más elevada de la sierra sobre la cota 1 mil msnm, al límite del Parque ecológico Cumbres.

Todo este proceso lo ejecutamos bajo libranza en los días de Semana Santa, sobre el anillo de operación de 400 kV y bajo mucha presión, porque teníamos encima la supervisión directa de la Gerencia de Transmisión, ya que este anillo forma parte del sistema eléctrico nacional y tenía que regresarse en tiempo y forma.

Tuvimos primero que convencer a la Gerencia de Transmisión Noreste de CFE que nos permitiera mover la LT 400 kV. Les presentamos un proyecto técnicamente factible, y luego tuvimos que demostrar a los inversionistas que la solución técnica aprobada por CFE era la más rentable para sus propósitos de Desarrollo Inmobiliario. Afortunadamente todo se terminó como se planeó, lo cual le permitió a SEPISA ganarse un reconocimiento como empresa confiable en este sector especializado de líneas de transmisión.

CE: ¿A qué retos se ha enfrentado a lo largo de su carrera como empresario?
PS: El llegar a ser una empresa confiable en el mercado y obtener el reconocimiento de las instituciones, conseguir la lealtad de nuestros clientes y conservar la calidad en el servicio que prestamos. Es difícil llegar al sector de especialización que nos proponemos, en el caso de SEPISA, empezamos haciendo para  la CFE trabajos de media tensión en líneas de distribución; luego, a trabajos de alta tensión para líneas de subtransmisión, hasta llegar a trabajos de extra alta tensión. La clave para lograr este objetivo fue la decisión oportuna de inversión en equipo especializado y maquinaria de alta tecnología para mejorar los niveles de producción, así como la capacitación de nuestro personal para certificarlos. Ahora seguimos trabajando en la mejora continua para permanecer en esta área con las certificaciones que tenemos bajo el sistema ISO 9001 2008, ISO 14000 e ISO 18000.

CE: ¿Cómo ha obtenido el liderazgo empresarial al tener una formación de ingeniería?
PS: El ser empresario es una vocación, es decir, se nace, pero también se hace. Exige una preparación académica y cultural para lograr un crecimiento continuo.

Es un gran compromiso el que se tiene con la industria e instituciones que demandan tus servicios, así como con el personal empleado y comunidad asociada. También es una gran oportunidad de mejorar los ambientes, al sembrar los valores en el personal, ya que son los cimientos de la empresa para lograr una cultura organizacional orientada hacia la legalidad.

CE: Cuál es su perspectiva del sector de la obra electromecánica en México
PS: Hay mucho trabajo por generar: potenciar el sector energético, crecer en el metalmecánico, ampliar la minería y otros. Todo esto nos permitirá agregar mucho más obra que la que tenemos, pero las condiciones que prevalecen en el país detienen a muchos inversionistas, ya que no hay motivación, confianza y apoyo de las autoridades para hacer crecer las fuentes de trabajo digno para la comunidad.

Por otra parte, las empresas pequeñas y medianas tienen mucho que mejorar e innovar en los productos y servicios que prestan, ya que son pocas las que capitalizan sus utilidades en el crecimiento a través de capacitación de su personal, investigación y certificación de sus procesos.

CE: ¿Qué sacrificios ha hecho en la vida para alcanzar el lugar en el que se encuentra?
PS: Abstenerse de usar algunas cosas materiales, incluso a veces quitándole tiempo a la familia; arriesgar el patrimonio familiar para buscar la continuidad y crecimiento de la empresa, y poner en riesgo la integridad física personal en algunas áreas de trabajo por tener que laborar en ocasiones bajo condiciones inseguras.

CE: ¿Cómo ha sido su vida familiar como empresario?
PS: Mi familia está inmersa en la empresa desde su inicio. Mi esposa me ayudaba en la administración y contabilidad, junto con mis hijos, que en esos tiempos eran unos niños, salíamos a darle una vista a las obras el fin de semana, y así ha sido hasta la fecha, siempre trabajando, siempre conviviendo en los proyectos.

Mi vida es la familia y la empresa. He buscado que mis hijos se integren a los negocios en forma natural y espontánea. Mi reto principal es que sean líderes, buenas personas, con determinación, que generen trabajo para beneficio de todos los que la integren.

CE: Cuál es su filosofía de la vida y el trabajo
PS: La vida es un don de Dios y el trabajo santifica. La fe, la sabiduría y la inteligencia, con una determinación de hacer bien las cosas, nos sacaran adelante en los proyectos en los que nos involucremos con la familia y la empresa. El trabajo honesto no es fácil; hay tantas tentaciones y ofrecimientos a lo largo de la carrera que, si nos toman distraídos, podemos echar a perder la imagen lograda a lo largo de nuestra vida.
——————————————————————————————————————————————————

Línea de transmisión a Ternium
El Norte de México ha visto la construcción de líneas de transmisión de gran altura; también ha sido espectador de una de las obras más importantes en la zona industrial de Monterrey: una línea especial de transmisión a la planta de Ternium.

Su posición no sólo queda en el sector de la obra electromecánica y civil. Ha crecido con tal magnitud que actualmente cuenta con una división eléctrica, otra metalmecánica y una más estructural.

El ingeniero Pedro Salazar se pinta aparte. Y es que su obra también lo hace. La construcción eléctrica que ha llevado a cabo ha sido de las más prolijas de toda la República. Sus líneas de transmisión han recorrido cientos de kilómetros para abastecer de energía a cientos de miles de beneficiarios.

Su empresa nació en Tampico, Tamaulipas, hace 32 años. En los primeros cinco años desarrollaron trabajos en ingeniería y construcción de proyectos electromecánicos, llave en mano, en plantas de bombeo para la dirección de grande irrigación de la Secretaría de Recursos Hidráulicos del Gobierno Federal.

En 1986, cambia su oficina central a Monterrey. Desde entonces a la fecha, la cumbre en el sector ha sido una constante. Pero su posición no sólo queda en el sector de la obra electromecánica y civil. Ha crecido con tal magnitud que actualmente cuenta con una división eléctrica, otra metalmecánica y una más estructural.

Además, por su desempeño como una firma con toda una estructura empresarial, ha conseguido el ISO 9001, ISO 14000 e ISO 18000.

Parámetros
Longitud  
Longitud
(aproximada) [km- línea]
16.67
Longitud
(aproximada) [km- circuito]
33.34
Longitud
(aproximada) [hilo-km]
400.08
   
Configuración física  
Cantidad de circuitos 2
Cantidad de conductores por fase 4

Obra
Uno de esos éxitos que se suman a la trayectoria de SEPISA es el de la transmisión a la planta de Ternium. A continuación, una breve descripción.

Debido al desarrollo de la nueva planta de producción de la acerera, se requirió la construcción de una línea de transmisión de alta tensión en 400 kV. Consta de 16.67 km de longitud, soportada en postes troncocónicos y torres autosoportadas, con un arreglo de dos circuitos de tres fases, disposición de cuatro conductores por fase, usando cable conductor de potencia calibre 477 KCM ACSR/AS, en una tensión nominal de 400 kV en ambos circuitos, a una frecuencia de 60 Hz.

Para la cimentación de los postes, se realizaron excavaciones con equipos especiales de perforación (pilotadoras), con un diámetro de 2.20 hasta 2.90 m, con profundidades de 7 hasta 9 m, según el tipo de estructura y de acuerdo con lo indicado en los planos.

Durante el vaciado de concreto, se utilizaron bombas y aditamentos necesarios, como el tubo “Tremie”, para evitar la segregación de éste por la caída libre.

Se habilitó, también, un área específica con más de 3 mil m2 en el tramo de la L.T, para el almacén temporal de materiales.

Como blindaje, se instaló un cable de guarda calibre 7#8 AAS en los 16.67 km de línea, y un cable de guarda con fibra óptica integrada en una longitud de 37 km, para comunicar la S.E. Huinalá con la nueva S.E. Ternium Maniobras. El esquema de conexión se hace en forma de anillo entroncando con la línea existente Huinalá-Aeropuerto Reynosa, 1C, 400 kV, abriendo el circuito insertando dos torres autosoportadas tipo remate, realizando una transición de cable existente 1113 KCM ACSR que se encuentra en disposición de dos conductores por fase, a cable 477 KCM ACSR en disposición de cuatro conductores por fase entrada-salida.

Se realizó el cableado de cuatro conductores simultáneos con equipos especiales de tendido, cable de guarda con 36 fibras ópticas, así como el cable de guarda, con una cableadora (traccionadora) de 8 mil Lbs de capacidad de tensión, Mca. Hogg & Davis, Mod. ODP 60, y cuatro devanadoras (tensionadoras), Mca. H&D Mod. OLT 52B. Durante el tendido, se registraron tensiones de hasta 445 Kg/conductor en tramos de 1 mil m.

En postes de remate se instalaron conjuntos de tensión con dos cadenas de aisladores sintéticos “SAYBKD3”. También se instalaron separadores–amortiguadores en todos los claros entre postes, colocando  2 o 3 pz/F, según lo indicado en las características particulares.

En cada poste de remate se colocaron arreglos de “puentes” con sus respectivos separadores–amortiguadores para darle continuidad a la línea de transmisión. Como parte de la seguridad, se aplicó pintura especial y colocación de boyas como señalización en estructuras nuevas y torres existentes.

En esta obra, se realizó la apertura de brecha con más de 3 km de longitud por 4 m de ancho para la cimentación de los postes hasta llegar a la Subestación Ternium Maniobras de 400 KV.

Esta especialidad de SEPISA no es común. Como uno de los pocos profesionales en el ramo, ha desarrollado esta línea de transmisión con los más altos estándares de calidad; además ha proyectado su referencia en todo el país.

Los trabajos realizados en esta obra estuvieron respaldados por la seguridad que también caracteriza a la firma. Tanto las excavaciones como el tendido de cables fueron puntualmente observados. Sin embargo, los procedimientos de seguridad son una tarea aprendida por el personal de SEPISA.

Este proyecto se encuentra ubicado en el municipio de Pesquería, Nuevo León, paralelo a la carretera Cadereyta-Doctor González y llega hasta el predio denominado Ternium La Joya, antes Rancho La Joya. El tiempo de ejecución de la obra tomó 275 días.
——————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba