Energía RenovableNegocios

Telemetría energética

El telecontrol en el sector energético se ha posicionado como una herramienta para la reducción de costes eléctricos y eficiencia energética. La aplicación es universal, pero su auge se ve reflejado en instalaciones e inmuebles de alta criticidad.

La telemetría aporta un valor agregado al funcionamiento de todos los dispositivos que se encuentran en un edificio o instalación crítica.

Por Melissa Rodríguez.

De acuerdo con el Manual de Soluciones de Eficiencia Energética, de Schneider Electric, recientemente las empresas han incorporado sistemas de telecontrol en sus construcciones y proyectos, lo que permite a los departamentos de ingeniería que conozcan los puntos clave en el funcionamiento general de sus equipos, así como obtener una correcta operación de las instalaciones, para evitar fallas en los sistemas eléctricos o cortes de alimentación que puedan generar grandes pérdidas para inmuebles críticos o pasivos.

Asimismo, el ingeniero Federico Ibarra Otero, gerente del Área de Ingeniería y Proyectos, de la empresa Telemetría, comenta que en todas las etapas de generación y uso de energía eléctrica es necesario un sistema de control que no dependa fundamentalmente de la ejecución humana, sino de un sistema automatizado y programado para monitorear y controlar los dispositivos que conforman las instalaciones eléctricas de toda clase de edificios y proyectos de energía eléctrica.

“Las instalaciones aumentan en complejidad debido a la necesidad de realizar un mayor número de funciones y control de los procesos y aspectos relacionados con la instalación de un proyecto energético o de un edificio. Con esta premisa nacen los sistemas de telemetría, que según su definición, es una aplicación para la medición de variables a distancia, cuya función es proteger los dispositivos e instalaciones de las consecuencias provocadas por fallas en la red, fenómenos atmosféricos, uso inadecuado de los dispositivos, como el deterioro de las instalaciones y los equipos”, detalla el ingeniero.

Funcionamiento
Federico Ibarra comenta que un servicio de telemetría abarca el mantenimiento eléctrico preventivo de tableros de transferencia, tableros de distribución, luminarias y enchufes de servicio; UPS en altas potencias y suministro e instalación de equipos, así como también la energía de cómputo y la normalización de las redes eléctricas, dispositivos que arrojan información que le permite al operador proporcionar el mantenimiento correctivo y preventivo necesario para minimizar la repetitividad del evento.

De acuerdo con el ingeniero, una instalación eléctrica defectuosa provoca pérdida de la distribución de energía, multa del ente regulador, pérdida de ingresos causado por el tiempo improductivo, aumento de costos operativos, reemplazo temprano de equipos, deterioro de las instalaciones eléctricas, entre otras. No obstante, la telemetría permite una rápida localización de perturbaciones, y el aislamiento de la fuente del problema para evitar su propagación es un factor clave.

“Por ejemplo, un hospital es una estructura crítica, y cualquier falla en el sistema eléctrico pone en riesgo todo lo que está inmerso en el edificio. En este caso la telemetría comunica todos los dispositivos para que el área de mantenimiento pueda monitorear el rendimiento de los dispositivos o solucionar cualquier interferencia en el equipo que pueda derivar en una falla más compleja”, explica Ibarra.

Otras aplicaciones de la telemetría

  • Monitoreo en centros de datos
  • Monitoreo sísmico y volcánico
  • Monitoreo de estaciones meteorológicas
  • Monitoreo de sistemas hidráulicos
  • Monitoreo de proyectos de energía renovable (eólica, solar, etc.)
  • Monitoreo de proyectos de ingeniería civil
  • Monitoreo de hospitales

Fuente: Telemetría

Beneficios de la telemetría en aplicaciones eléctricas
Según Ibarra, es indispensable que todo el que opere instalaciones eléctricas cuente con un sistema de telemetría. Esto con la determinación de informarse respecto del estado de los dispositivos, de sus proyectos remotos y ejercer algún tipo de control que permita la operación eficiente de todo el sistema o proyecto eléctrico.

“La ventaja principal de la telemetría es que podemos tener la información de nuestro proyecto al momento, y las fallas pueden corregirse de una manera muy rápida, de modo que es posible agilizar los procedimientos y sacar el mayor provecho de los equipos.

“Aunado a esto, en caso de alguna falla, es posible restablecer el sistema de manera remota. Por ejemplo, compañías eléctricas, como la Comisión Federal de Electricidad, pueden recuperar el sistema de cualquiera de sus instalaciones en uno o dos minutos, lo que mejora la calidad de la energía distribuida; por el contrario, si no tuviese un sistema de telemetría, podría tardar hasta dos horas en reactivar sus equipos”, comenta Ibarra.

Ventajas de la aplicación de un sistema de telemetría energética

  • Reducción de penalidades por energía no suministrada
  • Menores costos de mantenimiento preventivo y correctivo
  • Monitoreo y registro de variables eléctricas y anomalías
  • Disminución del costo de reparación
  • Control y restablecimiento de las instalaciones vía remota
  • Uso de herramientas de sencillo manejo
  • Administración de los patrones de consumo energético
  • Detección instantánea de problemas eléctricos en el sistema
  • Reportes en línea con gráficos y en tiempo real sobre el sistema eléctrico monitoreado, con diversas interfaces de comunicación

Eficiencia energética y optimización
De acuerdo con Ibarra, la optimización depende del departamento que se encuentre gestionando la eficiencia energética. Por ejemplo, el área operativa mide su eficiencia en función del número de peticiones y respuestas que recibe de los dispositivos en campo.

“En el caso de una planta solar, el sistema permite a los operadores controlar y automatizar el arranque y parada de las diferentes cargas eléctricas de la instalación según el nivel de prioridad asignado a cada una. De esta forma, es posible establecer el consumo de energía y comprobar con absoluta precisión el aumento o disminución de dicho servicio y medir los impactos económicos que esto sugiere”, explica el ingeniero.

Panorama general de la aplicación
Según el ingeniero, los beneficios de la telemetría son muy tangibles. En México, las oportunidades de negocio son amplias, ya que todos los sectores industriales tienen la necesidad de monitorear y controlar sus instalaciones eléctricas, ya que los fallos en las plantas pueden derivar en importantes pérdidas de producción que inevitablemente ocasionarán incumplimientos en los contratos o graves pérdidas económicas.

“No hay límites con la telemetría, hay dispositivos que tienen la capacidad de comunicarse a distancia de 40 hasta 300 metros, e incluso enviar la información vía satélite, con la cual la distancia es prácticamente nula. En general, la telemetría está teniendo un auge bastante amplio en el país”, enfatiza.
—————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba