Columna

La fianza, garantía de obligaciones ante terceros en los contratos

Por Felipe Lascurain.

Hemos hablado acerca de casos y situaciones respecto de los contratos de obra en la industria electromecánica y construcción en general. Pero, a veces, los conceptos pueden aportar más de lo que pensamos. Sabemos, por ejemplo, qué es una afianzadora, cuál es su importancia y cómo se manejan éstas.

En esta participación, revisaremos algunos conceptos con los que los contratistas deben familiarizarse en caso de llevar a cabo contratos de obra, o en caso de llegar a un litigio. Para ambos casos, y aunque el área de los empresarios de obra no sean los aspectos legales, éstos representan un papel preponderante. Sería lo mismo que decir que un ingeniero dueño de una constructora no se preocupe por los temas financieros.

Veamos. Una afianzadora es una persona moral que, por ley, está autorizada a expedir fianzas a título oneroso para garantizar, a través de ellas, el cumplimiento de obligaciones lícitas de personas físicas o morales frente a terceros.

Todas las operaciones que realizan las afianzadoras están reguladas principalmente por la Ley General de Instituciones de Fianzas –cuya última reforma fue publicada en el Diario Oficial de la Federación en 2012–, así como de todas las leyes y reglamentos aplicables.

Pero, ¿qué es una fianza y por qué se las requieren los contratistas de todo tipo de obra? Una fianza es un contrato accesorio, y es accesorio porque se da en un contrato por medio del cual una persona, ya sea física o moral, garantiza el cumplimiento de una obligación a su cargo ante terceros ajenos a ella.

Por cuanto al costo de la prima de la fianza, ésta se determina a partir del monto afianzado, así como del tipo de fianza que se requiera y de los gastos administrativos que deriven de su propia expedición, los que pueden ser la anotación ante el registro público de la propiedad y del comercio del bien inmueble que otorga el afianzado para garantizar a la afianzadora la fianza que expedirá ante los terceros para garantizarlos.

Dicho lo anterior, las fianzas que más se adquieren en la construcción son las de anticipo, fianzas de calidad, fianza de cumplimiento, y fianzas de vicios ocultos.

¿Qué se debe de hacer cuando se nos pide una fianza y no sabemos qué necesitamos para obtenerla? Para que una compañía de fianzas emita una fianza, requiere contar con información general y económica de quien la solicita, y el que tenga un inmueble que garantice a la compañía de fianzas, en caso de que el afianzado cumpla con sus obligaciones ante el tercero garantizado.

¿Qué finalidad tienen los cuestionarios para persona físicas y morales? La finalidad es evaluar la solvencia moral y económica del fiado, y de los obligados solidarios. ¿Quién es el fiado? El fiado es la persona física o moral que solicita la fianza.

Un obligado solidario es la persona física o moral que responde ante la afianzadora en nombre del fiado por el cumplimiento de la obligación, pudiendo ser el obligado solidario el mismo fiado.

Los conceptos legales, como ya comentamos, no deben atañer a los que nos dedicamos a ello. En este gremio, existen preocupaciones generales sobre contratos, y es por ello que el entendimiento de aspectos legales se vuelve una herramienta indispensable.
——————————————————————————————————————————————————-

Felipe Lascurain.
delascurain.consultoreslegales@e-management.mx
Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Iberoamericana. A lo largo de su carrera, adquirió una amplia experiencia en la asesoría a empresas dedicadas al ramo financiero, seguros, inmobiliario y construcción, tanto en su planeación como en su parte corporativa y legal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba