Casos de Éxito

Impacto consciente

La doctora Vanessa Pérez-Cirera, directora del Programa sobre Clima y Energía de WWF-México, comparte sus expectativas en el ámbito energético. Además, habla de la influencia de las recientes reformas en discusión en el país.

Por Manuel Merelles.

A0CE0041623World Wildlife Fund (WWF) es una organización creada hace más de 50 años que cuenta con presencia en más de 100 países. En México existe desde hace 20 y sus objetivos son proteger la biodiversidad y fomentar prácticas de consumo y producción con consciencia sobre el cuidado ambiental.

Vanessa Pérez-Cirera, directora del Programa sobre Clima y Energía de WWF-México, detalla la incidencia de la recién aprobada Reforma Energética sobre la generación mediante fuentes renovables.

El calentamiento global presenta consecuencias muy graves sobre los ecosistemas; el uso de fuentes de energía renovable en muchos países del orbe ha resultado una opción viable en diversos sentidos para contrarrestar este problema. ¿Se abordará de manera adecuada en México tras la Reforma?

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuáles son los principales logros que ha alcanzado WWF en México?
Vanessa Pérez-Cirera (VPC): Un logro que ha conseguido un impacto a nivel local es la certificación forestal. Nosotros, junto con Unilever, generamos el sello FSC, para maderas certificadas, que después se convirtió en una certificación nacional. Así se ha dado la oportunidad a muchas comunidades de tener un ingreso por uso sustentable de los bosques.

Otra estrategia resaltable fue que ayudamos a disminuir la tala ilegal a menos del 1 por ciento en la zona núcleo de la mariposa Monarca. También está el apoyo a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conamp) para establecer un sistema de áreas naturales protegidas en el Golfo de California.

A0CE0041624CE: Las recientes reformas en discusión en México, ¿cómo afectarían la generación de energía por renovables?
VPC: Por una parte, y hay que decirlo con todas sus letras, la Reforma Energética contempla más generación de energía en México, tanto fósil como no fósil. Por una parte, para nosotros es de vital importancia que dicha reforma contemple las disposiciones regulatorias muy sólidas y muy estrictas, para limitar los impactos locales de la extracción de energía convencional y derrames petroleros en aguas profundas. Temas complejos, sobre todo cuando son otros quienes lo realizan.

Por otra parte, algo muy positivo es su componente de reforma al sector eléctrico, en el cual se contempla una mayor participación de las energías renovables y además una apertura del sector eléctrico a otros actores, lo que lo hace más eficiente y, dada nuestra abundancia de recursos renovables en el país, abre la puerta a que esa transición sea mucho más rápida.

El Gobierno tiene una meta de 35 por ciento de energías limpias antes de 2024, y el Programa Especial de Energías Renovables acaba de establecer una nueva meta de 25 por ciento de energías no sólo limpias, sino renovables para 2018, una meta muy ambiciosa. Es una meta que pasa de unos 40 terawatts, que teníamos en 2012, a 80 terawatts en 2018. En un periodo de seis años estamos duplicando.

Para poner las reglas del juego rápidamente, de forma clara para los participantes del mercado, y para llegar a esa meta, es indispensable que las leyes secundarias contemplen los temas de transmisión, que son vitales para desahogar el potencial que tenemos de energías renovables.

CE: ¿Cuáles son las energías renovables que se verán más afectadas?
VPC: La meta al 2018 está particularmente centrada, en un primer momento, en energía eólica y solar. Éstas son las que en el corto plazo presentan un costo competitivo adecuado, aun si se consideran los subsidios a las fuentes fósiles. La solar todavía no llega; depende de las tarifas, pero muy pronto lo hará. La eólica ya está en el margen de la competitividad a pesar de considerar los subsidios.

CE: ¿Cuál considera que sea la influencia de la inversión del capital extranjero en México hacia la generación de energías renovables?
VPC: Creo que deberíamos verlo como un impulso y ser muy astutos como país para saber dónde necesitamos inversión mexicana y extranjera. Por supuesto, la inversión extranjera en la infraestructura de transmisión será vital y finalmente es inversión rentable; sin embargo, hay un intercambio en cuanto a las fuentes de financiamiento y a los objetivos a los cuales se financia.

Creo que en los proyectos debe haber una competitividad, pero debemos ser capaces de identificar, tanto en la cadena de suministro como en la cadena de valor, en qué elementos o en qué tecnologías México tiene un valor agregado y un costo-competitividad para que, como Gobierno, se tenga un apoyo específico a fin de generar mercados que en un futuro puedan competir.

No se trata de subsidiar por subsidiar o de establecer una cuota de contenido nacional tal cual. Creo que tenemos que verlo con ojos de costo-competitividad. Ése es un detalle fundamental, porque a la luz de lo que vendrá en cuanto a energías renovables, nacional e internacionalmente, tenemos que ir a la delantera.

Es altamente posible que tengamos un acuerdo global vinculante sobre cambio climático el próximo año en la COP 21 de París. Es el mandato de la Convención, y eso empujará la aceleración de políticas de energía limpia en el mundo. Si México logra posicionarse a la delantera en ciertas tecnologías y en ciertos sectores, creo que estaremos en mejor posibilidad de generar capacidades nacionales que puedan ser competitivas nacionalmente y en otros mercados.

CE: ¿Estos cambios se verán a corto o mediano plazo, o cuáles son las metas que se tienen trazadas?
VPC: Agradezco mucho la pregunta, porque justamente ahora el hecho de tener metas intermedias sobre el 35 por ciento de energía limpia al 2024 es un tema en discusión. Actualmente, en la Ley de Industria Eléctrica no se tienen metas intermedias obligatorias contempladas y nosotros pensamos que es fundamental para los inversionistas contar con ellas, con el fin de dar señales claras del mercado. Se tiene el Programa Especial de Energías Renovables con esta meta al 2018; sin embargo, no es una meta que se tenga en la ley. Se necesita un calendario de aquí a cómo vamos a llegar al 2024, que además sea consistente con la definición de energía limpia que quede en la ley.

Se prevén certificados de energía limpia en la Ley de la Industria Eléctrica, y desde nuestro punto de vista es difícil que ese mercado de certificados pueda operar de forma adecuada de no contar con metas intermedias. Pensamos que es vital que éstas se generen rumbo a la meta del 35 por ciento al 2024, la cual sí es asequible.

CE: ¿Cuáles considera que son los principales retos a los que se deben enfrentar tanto empresas como organizaciones para alcanzar estas metas?
VPC: El primer obstáculo es la falta de infraestructura de transmisión. Hay muchas regiones en el país con un altísimo potencial de renovables que no se pueden desahogar por falta de infraestructura de transmisión.

El segundo tema es tener una visión clara a largo plazo. Tercero, necesitamos mucha claridad en cuanto a los mecanismos de transacción. El Gobierno y todos nosotros estamos entrando a un nuevo mundo con unos retos tremendos, porque no sabemos cuántos generadores habrá, si una decena o una centena, y tampoco sabemos qué capacidades y costos de transacción van a requerir.

Existirá un periodo de ajuste, así que será un gran desafío mantener los contratos existentes con las condiciones que imperan en la actualidad; que igual no son perfectas, pero existen. Mantener la inercia y los proyectos que ya están en marcha mientras se generan las condiciones del nuevo mercado va a ser muy importante.

Por último, contar con esquemas adecuados, tanto para cuestiones de manifestación de impacto ambiental, como de impacto social. Todos los proyectos de renovables ofrecen oportunidades tremendas para la población local y tenemos que generar los protocolos y las condiciones para que se generen intercambios positivos; de otro modo, una tecnología altamente positiva se convierte en un tema social que puede revertir sus bondades.

CE: ¿Qué ventana de oportunidad cree que tiene el Gobierno para alcanzar las metas planeadas para 2024?
VPC: La generación distribuida es un reto tremendo, aunque realmente lo es cómo optimizamos la red: pensar cómo podemos utilizar de la mejor manera aquella que tenemos y cómo la modernizamos, paralelo a pensar dónde necesitamos más redes.

La generación distribuida, la solar por ejemplo, en el techo de las casas generaría una demanda mucho menor de nuevas líneas de transmisión; también da pie a oportunidades tremendas. Obviamente no es fácil, es un tema al cual distribuirle recursos, que puede abrir la puerta para quitar subsidios en la tarifa eléctrica a mediano plazo y que en primera instancia necesita de inversión para generar programas de incentivos e inversiones iniciales.

La cultura mexicana, aunque sabemos que en algunos años nos será rentable, es de inmediatez. Cambiar eso sí requiere una inversión inicial por parte del Gobierno. En ciertos países, como Turquía, después de muchos años de ver por dónde, tienen un programa muy exitoso de solar en techos residenciales que les está permitiendo bajar tarifas y bajar subsidios. Ésa es una gran ventana de oportunidad.

CE: ¿Qué importancia tiene el sector residencial y cómo influyen los programas de incentivos?
VP: El gran reto es cultural, pero también de rentabilidad. La solar en ciertas tarifas ya es competitiva, por lo que se puede hablar de un megaproyecto que es rentable para un empresario; sin embargo, todavía en los hogares requeriremos de apoyo. Ése es un reto y una oportunidad, porque conviene en muchos sentidos y desde diversas aristas. A mediano plazo daría la oportunidad de elegir como consumidores qué tipo de energía consumimos.

En términos de sociedad en conjunto, las empresas, el Gobierno y la sociedad civil tenemos que ver de qué manera hacemos funcionar este esquema, ya que nos conviene mucho en el futuro cercano.
————————————————————————————————————————————————-

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba