Columna

La ética y la moral en la acción de nuestras propias convicciones

En nuestra actividad profesional, quienes resuelven problemas de carácter técnico no dependen únicamente de su conocimiento para llevar a cabo las actividades que se les encomiendan.

Igualmente, en dicha actividad se debe contar con reglas éticas, las cuales se tienen que someter a nuestras acciones, con moral y convicciones humanistas. En otras palabras, se debe desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del cliente o de los usuarios.

En este tenor, debe ser norma y regla tanto la ética general como la ética específica en la ingeniería eléctrica y en la construcción de obra; es decir, la de los ideales de la profesión y la de los valores asociados de las personas.

Una de las expresiones más elementales es la necesidad de autenticidad; el rechazo de lo falso, de lo que a veces con medias verdades tiene como intención el engaño.

La sinceridad, autenticidad y fidelidad a la verdad son valores sobre los que se alzan pilares sólidos en la construcción de uno mismo y de la sociedad. Solo así podremos edificar el país.
——————————————————————————————————————————————————-

Héctor Sánchez García
Egresado del Centro de Investigaciones de la FCPAP de la UANL. Coordinador del Sector Salud del Gobierno Federal. Catedrático de la Facultad de Administración y Contaduría Pública. Es accionista y director General de SEPSA, empresa que ha generado expansión a cuatro empresas a nivel internacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba