DestacadosHistórico de la revistaPortada

Ingeniería ante CATÁSTROFES

A mediados de septiembre, el huracán Odile impactó el estado de Baja California Sur con vientos de entre 210 y 240 kilómetros por hora, causando los mayores daños a la infraestructura eléctrica registrados en la historia de la CFE. El esfuerzo conjunto entre Gobierno, asociaciones e iniciativa privada fue fundamental para el restablecimiento del servicio. He aquí la capacidad de respuesta de la ingeniería mexicana.

Odile representó un daño aproximado de 534 torres de transmisión y 7 mil 963 postes de distribución de energía eléctrica.

Por Manuel Merelles.

A0CE0041827El suministro de energía eléctrica en la República Mexicana atiende a 97.32 por ciento de la población total, lo cual se logra a través de redes de transmisión y distribución construidas en alta, media y baja tensión a lo largo y ancho del país. Si bien, en números, la cobertura es buena, aún existe una gran cantidad de usuarios por atender.

En general, la oferta de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el país cumple con las expectativas de los usuarios; no obstante, las catástrofes naturales representan uno de los más grandes problemas para la distribución de energía eléctrica, debido a que suelen causar graves daños a la infraestructura, con consecuentes cortes en el suministro.

Cuando este tipo de situaciones se presentan, la CFE, en conjunto con asociaciones de ingenieros y la iniciativa privada, se encarga de hacer frente a los estragos que dejan a su paso estos fenómenos, cada vez más frecuentes en la historia actual. El más reciente episodio se registró en septiembre pasado, cuando el huracán Odile tocó tierra en Baja California Sur y afectó de manera histórica la infraestructura de la red de distribución y generación de electricidad en el estado.

Desde inicios del milenio, diversos fenómenos naturales han azotado las costas de México. Tal es el caso del huracán Wilma que en 2005 azotó la Península de Yucatán y que es considerado uno de los más violentos que se han registrado. En 2013, el paso de los ciclones tropicales Manuel, en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Sinaloa, e Ingrid, que impactó en Veracruz e Hidalgo, dejaron graves secuelas.

A0CE0041826Odile
A mediados de septiembre, el Huracán Odile dejó sin energía eléctrica a 95 por ciento de los usuarios en Baja California Sur. El fenómeno meteorológico impactó las costas de la península con vientos de entre 210 y 240 kilómetros por hora, causando los mayores daños a la infraestructura eléctrica registrados en la historia de la CFE.

Los huracanes son considerados como las tormentas más grandes y violentas que se presentan en el planeta. Las personas se refieren a dichos fenómenos con diversos nombres, como tifones o ciclones, según el lugar donde se producen. El término científico para todas estas tormentas es ciclón tropical y a los ciclones tropicales que se forman sobre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico oriental se les denomina huracanes.

Los ciclones tropicales pueden ser comparados con motores gigantes que utilizan aire cálido y húmedo como combustible. Ésta es la causa por la cual se forman únicamente sobre océanos de agua templada, cerca del Ecuador. El aire cálido y húmedo sobre los océanos se eleva desde cerca de la superficie al presentarse un movimiento de aire de forma ascendente y se aleja de la superficie, quedando menos aire cerca de ésta.

El siniestro suscitado en Baja California Sur dio como resultado un daño aproximado a 534 torres de transmisión y 7 mil 963 postes de distribución de energía eléctrica. De acuerdo con estas cifras, las afectaciones ocasionadas por Odile fueron mayores que las causadas por el huracán Wilma, en Quintana Roo, en 2005, que se tenía registrado como el de mayor afectación en infraestructura eléctrica a nivel nacional, o por el huracán Jimena, en 2009, que fue el de mayor afectación a la infraestructura eléctrica de transmisión y distribución en Baja California Sur hasta antes de Odile. Por un lado, Wilma afectó 205 torres de transmisión y 4 mil 676 postes de distribución; Jimena, por su parte, dañó 118 torres de transmisión y 5 mil 275 postes de distribución. De hecho, el paso de Odile causó muchos mayores daños que los ciclones tropicales Manuel e Ingrid de 2013 juntos: Manuel afectó sólo cinco torres de transmisión y 2 mil 301 postes de distribución, mientras que Ingrid no afectó torres de transmisión y sólo dañó 570 postes de distribución.

A0CE0041825La CFE movilizó más de 2 mil vehículos hacia las zonas afectadas, que se sumaron a los 173 pertenecientes a la División Baja California

Reparación del daño
En coordinación con la Secretaría de Turismo, la CFE se dio a la tarea de restablecer el suministro de energía eléctrica en Baja California Sur. Un conjunto de 5 mil 617 trabajadores de todas las divisiones de la CFE se trasladaron a las zonas afectadas para apoyar a los 525 trabajadores de la División Baja California encargados de realizar esta labor. Gracias a tal participación, se contó con una fuerza laboral de más de 6 mil 140 trabajadores, de parte de CFE, quienes apoyaron en las tareas de restablecimiento de la infraestructura eléctrica.

Asimismo, la CFE movilizó más de 2 mil vehículos hacia las zonas afectadas, que se sumaron a los 173 pertenecientes a la División Baja California. Esto se vio reflejado en los aproximadamente 2 mil 183 vehículos que intensificaron los trabajos y lograron la normalización del servicio de energía eléctrica en el menor tiempo posible.

La CFE transportó 417 plantas de emergencia adicionales al estado, que sumadas a las 34 plantas con que cuenta la División Baja California de manera permanente, arrojaron como resultado un total de 451 plantas de emergencia, con capacidades de generación de entre 4 y 500 kilowatts (kW). Con las plantas de emergencia se dio atención a servicios prioritarios, como hospitales, albergues y plantas potabilizadoras de agua. También fungieron como proveedoras de energía eléctrica para dar servicio a colonias populares, avenidas, comercios y hoteles, mientras avanzaban los trabajos para la recuperación de la infraestructura afectada.

Como resultado de todas las acciones realizadas, la importante movilización de recursos humanos y materiales, y el seguimiento al Plan Técnico de Trabajo diseñado por especialistas y ejecutado por trabajadores de la CFE y colaboradores de la Comisión, se lograron avances significativos en la restitución de la infraestructura eléctrica en el estado durante los primeros días.

Al cierre de la edición, la CFE había logrado restablecer el suministro de energía eléctrica a 99 por ciento de los usuarios en la zona Norte del estado, a 99 por ciento de los usuarios de la zona de La Paz y a 75 por ciento de los usuarios de la zona de Los Cabos. A la par, cifras oficiales registraban un avance de 90 por ciento de recuperación de energía eléctrica en la totalidad del estado. De acuerdo con el ingeniero Uriel Santoyo, director General de ACECMEX, el plan de restablecimiento de la infraestructura eléctrica en su totalidad estaba previsto para un periodo de 45 días, pero la voluntad y el esfuerzo de todos los trabajadores involucrados permitió concluir las labores en sólo 15.

Por su parte, en diferentes medios de comunicación, la CFE agradeció a los distintos órganos de Gobierno que se vieron involucrados en las tareas de restablecimiento de servicios, entre los que se encontraron la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como la Policía Federal y la Gendarmería, las cuales fueron vitales para realizar una movilización segura del personal, de vehículos y plantas hacia las zonas afectadas.

Otra de las instituciones involucradas en las tareas de recuperación de infraestructura fue Petróleos Mexicanos, encargada de proveer de manera oportuna el combustible necesario para el funcionamiento de las plantas de emergencia. La Comisión Nacional del Agua, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Economía estuvieron íntimamente ligadas con los planes de coordinación para dar atención prioritaria a servicios básicos de agua, salud y desarrollo económico.

A0CE0041824Los contratistas responden
Uno de los eslabones más relevantes en la atención al desastre fueron las diversas asociaciones de contratistas electromecánicos que acudieron a la zona devastada. De todo el país hubieron movilizaciones de empresas para restablecer a la brevedad la infraestructura eléctrica del estado. Sin embargo, de entre ellas, la Asociación de Constructores Electromecánicos del Centro de México, A.C. (ACECMEX), fue una de las que brindaron apoyo incondicional a la CFE para hacer frente a la dura labor que conllevaba el restablecimiento del suministro eléctrico.

Entre las acciones que realizó la Asociación se encontraron mandar personal capacitado y víveres a las regiones afectadas con mayor intensidad, así como el suministro de equipo y herramientas adecuadas para la correcta realización de los trabajos de restablecimiento. De igual manera, participó con la coordinación, la comunicación y la asesoría para el correcto enlace entre los distintos contratistas relacionados con la CFE. Su labor es cuanto más destacable, en tanto que más de la mitad de sus miembros (32 hasta ahora) acudieron al llamado para desplegar toda la ingeniería de que son capaces.

El presidente de la ACECMEX, el ingeniero Gregorio Santoyo, relata para Constructor Eléctrico su experiencia al participar en las labores de reconstrucción, los alcances de los trabajos y el apoyo brindado a la CFE ante los estragos de Odile.

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo fue el acercamiento entre CFE y la ACECMEX?
Gregorio Santoyo (GS): Es un vínculo existente desde la creación de la ACECMEX, en el que la CFE nos ha respaldado en todos nuestros proyectos de capacitación y certificación. Derivado de esto, se tiene un contacto permanente, lo que ha derivado en un vínculo continuo.

CE: ¿Qué otras asociaciones estuvieron involucradas con el apoyo a la CFE para reparar los daños de Odile?
GS: De las que nos dimos cuenta a través de comentarios de la propia CFE, así como mediante UNCE, estuvieron la ACEN, la ACOEQ, la ACEZ y la ACEM.

CE: ¿Cuál es el papel de los contratistas en este tipo de situación?
GS: Realizar los trabajos de restauración de la red eléctrica, a través de la coordinación y el mando de la misma CFE, siendo los contratistas en este momento una extensión del personal de la CFE.

CE: ¿Cuál fue el apoyo que brindó la ACECMEX para hacer frente a la catástrofe?
GS: Ante CFE, mandar personal capacitado y con víveres, así como el equipo y las herramientas en condiciones adecuadas para la correcta realización de los trabajos.

Ante sus asociados, la correcta coordinación, comunicación y asesoría para el correcto enlace de los contratistas con la CFE.

CE: ¿Cuál es el papel de las personas operativas y de los mandos medios?
GS: El personal operativo se encarga del desmantelamiento de la infraestructura dañada, para posteriormente poder realizar la instalación de la infraestructura nueva. El mando medio se encarga de la comunicación y la coordinación con los ingenieros de la CFE, quienes nos dan las indicaciones de trabajos por realizar y se encargan de llevar a cabo los reportes y formatos necesarios que comprueban los trabajos realizados.

CE: ¿Cuándo se considera que la catástrofe ha terminado?
GS: En nuestro caso, cuando la CFE determina que se ha rehabilitado la mayor parte de la infraestructura y la parte restante la puede realizar con su personal propio.

CE: ¿Cuáles son las principales acciones de control y establecimiento de servicio que se realizan?
GS: En el caso de la ACECMEX, nosotros apoyamos en la parte de distribución, la cual la mayoría se encuentra dentro de las ciudades. Al llegar, la prioridad es la seguridad, tanto de nuestra gente como de la ciudadanía, por lo que se procede al desmantelamiento de las líneas derrumbadas, teniendo la precaución de que todas se encuentren desenergizadas. El resto del trabajo se realiza a través del proceso normal de libranzas, sólo que para este caso se debe de trabajar más rápido de lo normal.

CE: Desde el punto de vista de generación y distribución de energía, ¿cuál es el peor caso que podría presentarse en este tipo de situaciones?
GS: Creo que el que se vivió actualmente en Los Cabos, que no sólo las líneas de distribución resultaron dañadas, sino que, además, la línea de transmisión que alimenta esta zona también presentó demasiadas afectaciones, por lo que la CFE tuvo que colocar generadores móviles para dar suministro eléctrico.

CE: ¿México es un país propenso a sufrir algún daño en los sistemas eléctricos causados por fenómenos naturales?
GS: Por supuesto, se vive año con año en las costas de los dos océanos, además de que diversas zonas del país son propensas a terremotos.

CE: ¿Cuáles son los planes preventivos y cuáles los correctivos?
GS: Ésta es un área que no nos compete, ya que se encuentra completamente bajo lineamientos y coordinación del personal de la CFE.

CE: ¿Cuántas empresas participan?
GS: Por parte de la ACECMEX, un total de 22 empresas.

CE: ¿Con cuántos miembros efectivos, mobiliario y vehículos participó ACECMEX?
GS: La ACECMEX participó con un total de 78 grúas, 110 camionetas, 622 personas para acciones operativas y equipo diverso, como retroexcavadoras, generadores portátiles y tolvas.

CE: ¿Es la primera vez que la ACECMEX participa en una situación de estas características?
GS: Como asociación sí, ya que la ACECMEX tiene dos años de constituida y trabaja como agrupación; sin embargo, los contratistas integrantes de la ACECMEX tienen mucha experiencia en casos como los de Cancún, Tamaulipas, Veracruz y Manzanillo, donde la gran mayoría de nuestros asociados ha participado.

CE: ¿Cuál consideraría como la situación más difícil de manejar en estas circunstancias?
GS: La coordinación en todos los ámbitos para contar con suministro de materiales, víveres, accesos del personal a las zonas de conflicto y, en todo momento, la comunicación, por nuestra parte, principalmente con la CFE y después con las organizaciones encargadas de la seguridad.

CE: ¿Cómo es la logística para hacer frente a estas áreas y cómo se dividen las tareas para el restablecimiento de actividades?
GS: La logística se encuentra ciento por ciento a cargo del personal de la CFE, y como ya lo externamos nosotros, nos convertimos en su brazo.

CE: ¿Es posible la prevención? ¿De qué manera?
GS: Ante los fenómenos naturales creemos que no existe prevención, puesto que no conocemos la magnitud que reflejará su fuerza devastadora.

CE: ¿Y acerca de los programas de reconstrucción y rehabilitación?
GS: Los realizamos conjuntamente con las diversas entidades de Gobierno, así como con la CFE, donde nuestra participación se limita a atender licitaciones para llevar a cabo las obras.

A0CE0041822La infraestructura de comunicaciones fijas terrestres es altamente vulnerable; sin la comunicación básica se presentan problemas graves, como fallas en operatividad, control y coordinación de las empresas

El trabajo de la CFE
Ante este tipo de eventos, la CFE ?a la fecha encargada de las redes eléctricas del país y de las labores de distribución y suministro de energía? tiene la responsabilidad de restablecer el servicio eléctrico cuanto antes. Para hacer frente a las contingencias, ha desarrollado diversas acciones, planes de emergencia y herramientas que les permiten reaccionar de manera expedita ante las catástrofes.

De acuerdo con información oficial, el Manual Institucional de Procedimientos Administrativos para la Atención de Desastres se encuentra entre los planes de atención al desastre de la CFE, en el cual se enuncia el objetivo inmediato ante eventos de emergencia: establecer mecanismos que contribuyan a la adecuada y oportuna toma de decisiones al presentarse desastres ocasionados por fenómenos naturales. Según se establece en dicho manual, la meta de CFE en estos casos será optimizar la utilización de recursos y el suministro de bienes y servicios necesarios para atender la situación de emergencia, mientras establece mecanismos para la contratación de servicios con proveedores y contratistas.

Las acciones necesarias que se implementen para lograr el restablecimiento de las condiciones operativas de la infraestructura, según lo enunciado en el manual, deben contemplar el marco normativo y jurídico para casos de desastre, además de establecer responsabilidades de los altos mandos hasta el nivel operativo. El documento busca propiciar las condiciones para la intervención adecuada y oportuna del personal de la Subdirección de Proyectos y Construcción de CFE en desastres ocurridos en instalaciones en operación.

Por otro lado, la CFE también cuenta con un Plan de Respuesta a Emergencias. Dicho plan establece la logística, la metodología y la organización específica para la atención de la emergencia que ocasionan los huracanes y otros fenómenos naturales catastróficos.

Otra de las acciones que realiza CFE al presentarse situaciones de emergencia es el establecimiento de una Organización Temporal Emergente (OTE), la cual recibe funciones y responsabilidades específicas, además de criterios de acción definidos que conllevan a la disposición oportuna de recursos humanos, materiales y financieros. De igual manera, se le asigna la ejecución de un programa de actividades necesario para el restablecimiento del servicio de energía eléctrica en el menor tiempo posible.

Plan de Respuesta a Emergencias
Establece la organización específica para la atención de la emergencia
Cuenta con la información técnica y normativa requerida
Establece la metodología y logística de operación para
la atención del desastre en sitios estratégicos
Establece un sistema de comunicación adecuada para la atención del desastre en áreas aisladas
Identifica los recursos humanos, materiales y equipos necesarios para la atención del desastre
Fuente: Comisión Federal de Electricidad

Debido a que la disposición inmediata de materiales y elementos suficientes para atender de inmediato los efectos de las catástrofes resultaría prácticamente imposible, la CFE cuenta con una reserva estratégica de materiales de instalación permanente para la atención de emergencias, conocida como Canasta Básica.

A pesar de que la CFE cuenta con esquemas definidos para la atención de catástrofes, la recurrente incidencia de huracanes ha exigido la implementación del Sistema de Respuesta Temprana ante el Impacto de Huracanes (Siretih), el cual permite llevar el control de todos los recursos y procedimientos con los que cuenta la CFE al enfrentarse con los efectos ocasionados por el paso de estos fenómenos en el país. Su finalidad: dar una respuesta pronta y eficaz ante el impacto de huracanes sobre la infraestructura eléctrica en todo el territorio nacional. El Siretih abarca todas las fases del Plan de Respuesta a Emergencias Institucional, desde las actividades previas, el monitoreo y la declaratoria de Emergencia, hasta la total restauración de la infraestructura eléctrica dañada.

Una herramienta más con la cual la CFE lucha por el restablecimiento de la distribución eléctrica tras una catástrofe es la georreferenciación del Sistema Eléctrico Nacional. Está conformada por un sistema de información geográfica en tiempo real, que permite hacer consultas de toda la información del Sistema Eléctrico Nacional de acuerdo con su ubicación; incluye líneas, subestaciones y estructuras. Los resultados se muestran en forma de tablas con información detallada y mapas de localización de la infraestructura eléctrica. El sistema de georreferenciación cuenta con imágenes satelitales de alta resolución, que proveen la información necesaria en la toma de decisiones ante una contingencia.

Uno de los principales y más importantes activos con los que cuenta la CFE para la atención de las contingencias es su listado o padrón de contratistas, quienes se encuentran distribuidos en diferentes estados de la República Mexicana y están en posibilidad de trasladarse a los lugares que les sea requerido.

Dicho padrón enlista empresas de iniciativa privada y asociaciones civiles de contratistas, como ACECMEX, ACEN, ACOEQ, ACEZ y ACEM, las cuales están dispuestas a brindar ayuda en su ramo de especialidad cuando se suscita una catástrofe y mantienen actualizada su lista de miembros activos.

A0CE0041821Debido a la complejidad de los trabajos de reconstrucción durante los operativos realizados inmediatamente después de estos fenómenos, la CFE ha constituido en los últimos años una flotilla de unidades equipadas con accesorios, con la intención única de cumplir con los trabajos encomendados de acuerdo con los planes de acción establecidos. Cuando una región es afectada por diversos fenómenos naturales catastróficos, se ve expuesta a la interrupción de las comunicaciones básicas, tanto en un rango local, como de larga distancia.

La infraestructura de comunicaciones fijas terrestres existentes son altamente vulnerables y sin las comunicaciones básicas se presentan problemas graves, como fallas en la operatividad, el control y la coordinación de las empresas e instituciones. Es por esto que se debe contar con un sistema que asegure la comunicación continua en los distintos niveles de acción que realiza CFE, a fin de restablecer los servicios en los estados y las regiones afectadas.

Para cumplir con estos propósitos, la CFE desarrolló el Sistema Estratégico de Comunicaciones en Respuesta a Emergencias (SECRE), de modo que se garantice una comunicación confiable al operativo.

El SECRE cuenta con tres estaciones satelitales terrestres móviles que cumplen la función de cobertura en todo el territorio nacional y que se encuentran distribuidas en los sitios de mayor probabilidad de impacto.

CANASTA BÁSICA
Materiales Unidad de Medida Cantidad
Torres de acero autosoportadas Pieza 322
Torres de aluminio provisionales Pieza 17
Postes de madera y metálicos Pieza 115
Cable conductor ACSR / AW Kilómetro 737
Cable de acero de guarda 7, N. 8 Kilómetro 87
Cable de guarda con fibra óptica Kilómetro 150
Aisladores de suspensión Pieza 40,753
Conjuntos de herrajes Conjunto 3,264
Empalmes Pieza 475
Amortiguadores Pieza 2,243
Separadores Pieza 2,600
Separador amortiguador 3 c/f Pieza 935
Fuente: Comisión Federal de Electricidad

Está conceptualizado para ofrecer cobertura a nivel nacional y cuenta con la capacidad de recurso humano y equipo para la atención oportuna de la contingencia, tanto previa como posterior al impacto.

Igualmente, el SECRE cuenta con un conjunto de equipos de última tecnología, con herramientas y unidades satelitales, entre los que se encuentran:

  • Tres estaciones satelitales móviles
  • Tres estaciones satelitales fijas
  • Dos estaciones satelitales portátiles
  • Radios satelitales base

El accionar preventivo de la CFE le permite mantenerse preparada en caso de una catástrofe natural que afecte de manera significativa tanto la distribución como la generación de energía.

A0CE0041820Con este método, la base de datos se mantiene actualizada, de manera que se sepa a quién recurrir y con quién contar: personal disponible, materiales, canasta básica, equipo de comunicación y equipo de construcción.

Asimismo, lleva a cabo el mantenimiento preventivo de sus sistemas clave: Siretih, SECRE, Sistema Estratégico de Comunicaciones y la Georeferenciación del Sistema Eléctrico Nacional. Responder de manera oportuna ante las catástrofes naturales es una necesidad actual que es necesario atender pronta y oportunamente.
—————————————————————————————————————————————————–

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba