Alianzas estratégicasAsociación

Nace una fuerte asociación

La ACOEMBC nace hace pocos meses y lo hace con más de 20 socios y con muchas ideas frescas que pueden aportar al crecimiento de Baja California profesionalismo y unión

Por Redacción / Fotografía: cortesía de la ACOEMBC

De reciente creación, la Asociación de Constructores de Obras Eléctricas y Mecánicas de Baja California (ACOEMBC) ha comenzado una trayectoria contundente. Su primer presidente, el ingeniero Luis Alonso Gerardo Sánchez, cuenta con una larga trayectoria dentro de este sector, desde la docencia hasta desempeñarse como empresario.

Es en la ciudad de Tijuana, Baja California, donde observa la creciente industria maquiladora y arranca proyectos de infraestructura electromecánica. En esa misma ciudad, ha impartido clases durante 22 años en la carrera de Ingeniería Electromecánica. Además, cuenta con grado de Maestría en Ciencias en Ingeniería de la Construcción.

En esta entrevista, el ingeniero Gerardo Sánchez cuenta sobre este largo trayecto y la creación reciente de la asociación tijuanense electromecánica.

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuál ha sido su trayecto dentro de esta industria?
Alonso Gerardo Sánchez (AGS): Soy director de la empresa Energía Conducida, S. de R.L. de C.V. Hemos participado en algunos de los proyectos más importantes de la región, como las plantas de Toyota (fabricación de camionetas Tacoma para el mundo), Sempra Energy (planta regasificadora de gas natural), Rain Bird (aspersores para riego), Global Crossing (red de comunicaciones por internet con cable submarino de conexión mundial), además de múltiples obras en tiendas de conveniencia, entre otras.

CE: ¿Qué significa para usted ser el primer presidente de la ACOEMBC?
AGS: Un orgullo, y una gran responsabilidad, porque estoy en representación de un gremio muy selecto. Los integrantes de esta asociación son empresarios de gran renombre regional y algunos han participado en las obras más importantes de la industria nacional.

CE: ¿Cómo nace la inquietud de contar con una Asociación para los constructores electromecánicos de Baja California?
AGS: Proviene de la necesidad de unirnos y compartir coincidencias e información, capacitación, gestorías comunes y estandarizar las relaciones con las dependencias que intervienen en nuestro quehacer cotidiano, ayudándonos a ser mejores como gremio.

Baja California cuenta con un considerable número de empresas constructoras eléctricas y mecánicas, con un gran prestigio local, nacional e, inclusive, algunas internacional. Es por esto que un grupo de entusiastas directivos de empresas del ramo emprendimos esta aventura que está teniendo un gran éxito, y que no tiene otro fin que estar unidos, ser mejores y más fuertes. Es más fácil ser escuchado como asociación, que como empresa individual

CE: ¿Cuáles son los principales objetivos de su administración?
AGS: Mi principal objetivo ya está cumplido: fundar esta asociación. Pero los que siguen son la armonía y la unidad entre los asociados; cooperación con autoridades para el progreso de nuestro estado; coadyuvancia con dependencias de nuestro ramo y defensoría con las instituciones de regulación; desarrollo de intereses comunes de nuestros asociados; profesionalización del sector mediante el intercambio de información para las mejores prácticas; capacitación de nuestros asociados con la impartición de cursos con un enfoque empresarial, de liderazgo y emprendedor.

CE: ¿Qué problemas observa para el gremio en la región y cómo planea abordarlos?
AGS: Existe un total desconocimiento de la Reforma Energética por parte de las autoridades y dependencias encargadas de implementarlas, y aún más por nosotros que debemos cumplirlas. Al parecer alguien las hizo, las mandó votar, pero no consultó a los interesados. Hasta hoy empezaron a leerlas y ha sido un problema su implementación.

Las regulaciones del IMSS, donde nos colocan como constructores de obra civil y nos tazan con ese nivel de riesgo, aplicándonos los mismos porcentajes de mano de obra respecto de los materiales, cuando nuestros contratos contemplan suministro de equipos caros y que no se aplica un porcentaje para la mano de obra, porque nos dejaría fuera de mercado.

Las obras gubernamentales vienen en paquetes para una sola empresa: obra civil e instalaciones, lo que nos convierte en subcontratistas, cuando se podría separar el paquete de instalaciones del concurso y contratar por separado. Para abordar estos problemas, algunos serán locales con el gobierno y otros serán con el apoyo de UNCE, por ser de carácter federal.

CE: ¿El hecho de que la red de Baja California esté aislada de la red nacional constituye un reto por sí mismo?
AGS: Así es, ya que la única opción que tenemos en caso de emergencia es recurrir a la conexión con Estados Unidos, con lo que esto representa en costo y relaciones. Además, hay un estancamiento en cuanto a la construcción de nuevas obras, sobre todo si comparamos con otras zonas del país, como El Bajío, Querétaro y Monterrey; pero tenemos la ventaja de los mantenimientos y las operaciones del día a día.

CE: ¿Cuáles son los principales obstáculos que enfrenta el constructor electromecánico en Baja California?
AGS: La competencia desleal de empresas que llegan de otro lugar, hacen obras múltiples y se van, quedando con deudas a nuestros agremiados; la distancia con los lugares donde se toman las decisiones, la economía dolarizada y las tomas de decisiones centralizadas para la imposición de cargas fiscales como el IVA.

CE: ¿Existe suficiente representación del gremio en Baja California?
AGS: Sí. Hay asociaciones que empiezan unos cuantos, aquí ya somos más de 24 a dos semanas de haber tomado protesta.

CE: ¿Cuáles son las perspectivas para el profesional de la construcción electromecánica en el estado?
AGS: La oportunidad de crecimiento de la industria maquiladora, toda vez que lo que actualmente es un problema en corto plazo será una fortaleza: el aumento del dólar respecto al peso, pues la industria cobra sus productos en dólares y paga mano de obra y servicios en pesos, lo que hace más atractivo instalarse en la región.

CE: ¿Se ha resentido en el estado la inestabilidad económica del país?
AGS: Mucho, creo que es el estado más afectado del país por la decisión insensata de aumentar el IVA de 11 a 16 por ciento.

CE: Baja California es una región que obtiene más de la tercera parte de su energía de fuentes renovables. ¿Se deben seguir impulsando proyectos de este tipo o hace falta mayor atención a temas de infraestructura?
AGS: Se debe apoyar todo lo que sean energías renovables; contamos con una de las mejores zonas del país en cuanto al mapa de vientos. En La Rumorosa se está instalando una gran cantidad de turbogeneradores y algunos ya están operando desde años atrás. La energía solar es muy beneficiada en la región por el tiempo efectivo que tenemos de exposición en horas al día. Se está construyendo una planta Termoeléctrica, pero con gas natural en La Jobita, entre Tijuana y Ensenada. Respecto a la Geotérmica, Cerro Prieto debe recibir la atención de parte de la empresa administradora, para evitar problemas de contaminación de los suelos y no dejar crecer un problema ejidal con los vecinos. Es de vital importancia que esa planta continúe produciendo energía limpia; de no ser así, sólo se estaría desperdiciando esa energía natural.

CE: ¿Se espera el desarrollo de proyectos interesantes a corto plazo?
AGS: Se espera que se instale una planta de purificación de agua con más de 100 MW de carga, la instalación de una gran planta de Hyundai y una planta generadora de electricidad de gas natural en Ensenada.

CE: ¿Cuál es su perspectiva del sector, de cara al nuevo mercado eléctrico?
AGS: Desolador si nos quedamos a observar las inversiones extranjeras y nacionales, pero prometedor si nos involucramos en ellas. Eso sólo lo lograremos estando unidos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba