Global

La nueva CFE, ¿lista para competir?

Tras meses de espera, la nueva estructura de la CFE se ha dado a conocer. Las preguntas sobre el número de subisdiarias, sus labores y la manera en que habrán de operar tienen ahora un marco de referencia. Dudas, no obstante, siempre quedan, pues el argumento de competitividad que se ha esgrimido para justificar la división de la CFE aún debe cumplirse, ante cierto escepticismo sobre lo positivo de la decisión

Por Christopher García

Con fecha del 11 de enero de 2016, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se dieron a conocer los términos para la separación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como resultado de las modificaciones derivadas de la Reforma Energética.

Desde diciembre de 2013, mes de aprobación de la Reforma, era inminente la separación de la CFE en subsidiarias, toda vez que la nueva legislación impide la existencia de una figura como la de la antigua CFE, operando al unísono en generación, transmisión, distribución y comercialización de energía. De acuerdo con la Ley de la Industria Eléctrica, ningún actor puede participar en las diferentes labores que involucra el mercado como una misma entidad.

No obstante, hasta la publicación de los términos de separación a inicios de enero, cómo operaría la CFE, en cuántas subsidiarias se dividiría, de qué modo participaría en cada uno de los segmentos de mercado, entre otros aspectos, eran preguntas que se mantenían en el aire.

Para empezar: 10 unidades de negocio
Los términos para la “estricta separación legal de la CFE”, publicados en el DOF, dejan asentado que esta decisión responde a tres objetivos principales: “fomentar la operación eficiente del sector eléctrico y el acceso abierto y no indebidamente discriminatorio a la Red Nacional de Transmisión y las Redes Generales de Distribución, de conformidad con lo previsto en la LIE y la Ley de la CFE; permitir que la nueva organización de la CFE facilite a esta empresa productiva del Estado, y a sus empresas productivas subsidiarias (EPS) y empresas filiales (EF), participar con eficacia y de forma competitiva en la industria energética, generando valor económico y rentabilidad para el Estado Mexicano, y respetar los términos de los contratos celebrados por la CFE”, según consta en los apartados a, b y c, del Capítulo 1.1.2.

Asimismo, el Capítulo 1.2, dedicado a las actividades independientes, estipula que éstas “serán realizadas por la CFE de manera independiente entre sí, bajo condiciones de estricta separación legal y a través de EPS, EF o cualquier modelo de asociación previsto por la Ley de la CFE”.

Dichas actividades se dividen en generación, transmisión, distribución, suministro básico, comercialización distinta al suministro básico y proveeduría de insumos primarios, las cuales responden a la manera en que se organiza el nuevo mercado eléctrico.

Sobre el tema, el doctor Enrique Ochoa Reza, director General de la CFE, informó en entrevista con Constructor Eléctrico que la nueva estructura de la empresa productiva del Estado entraría en funcionamiento el 27 de enero. Explicó que “el proceso que ha señalado la Sener establece momentos de cambio gradual a lo largo del próximo trimestre, semestre y año, que seguiremos puntualmente en la CFE”.

A0CE0042973
Enrique Ochoa Reza informó que la nueva estructura de la empresa productiva del Estado entraría en funcionamiento el 27 de enero

En relación con dichos plazos, el sexto transitorio establece como primer plazo el 31 de marzo de 2016, fecha límite para que la CFE cree las empresas encargadas de llevar a cabo las actividades de generación, transmisión, distribución y suministro básico de energía eléctrica en toda la República Mexicana.

De acuerdo con Ochoa, “esto tiene como primer propósito que la empresa tenga, cuando menos, cuatro empresas subsidiarias de generación de energía eléctrica, que competirán entre sí y con generadoras del sector privado nacional e internacional, de manera que, asentados en México, compitamos todos en el nuevo mercado eléctrico mayorista”.

Asimismo, la Sener ha establecido que la CFE cree una nueva subsidiaria para los trabajos de transmisión de electricidad en el país, además de una nueva subsidiaria, con 16 unidades de negocio, para llevar a cabo el trabajo de la distribución de energía eléctrica, abundó el titular de la CFE.

También detalló que, en atención a la Reforma Energética, se crean dos suministradores: una filial de suministro básico, como lo establece la Reforma, y una filial de suministro calificado. La primera filial se encargará de atender a los pequeños consumidores, donde se agrupan todos los usuarios residenciales, así como los comercios de pequeña y mediana escala. En este servicio, la CFE se mantendrá como único participante. La filial de suministro calificado atenderá a los usuarios calificados que participen en el mercado eléctrico mayorista.

Esto se incorpora a dos filiales, que se crearon en el pasado por mandato de ley y del Consejo de Administración, que son de comercialización de combustibles: una CFE Energía, para comercializar combustibles de manera nacional, y una CFE Internacional, para comercializar combustibles y energía en Estados Unidos y otros países del mundo”

Con estas modificaciones a su estructura organizacional, apuntó el titular de la CFE, la empresa productiva cumple en tiempo y forma el calendario propuesto por la Reforma Energética. Ante el cuestionamiento de si podrían crearse más subsidiarias para labores de generación, Ochoa Reza declaró que el mandato es iniciar con, al menos, cuatro. “Empezaremos con ese primer paso. Si la Sener, a lo largo del tiempo, establece la necesidad de crear alguna otra unidad de generación, seguiremos el mandato que, por Ley, compete a la Sener”.

El director General de la CFE también fue claro en que las inversiones que ya tenía previstas la CFE seguirán conforme al calendario establecido durante 2014 y 2015. “Dicho calendario, de 85 proyectos de infraestructura de generación, transmisión y distribución, son de conocimiento público a través de la página de la CFE y seguirán adelante en tiempo y forma”.

En los proyectos futuros, por otro lado, Ochoa explicó que un tema importante para la CFE son los costos de los combustibles.

El 80 por ciento del costo de generación depende del costo del combustible; de manera que, si utilizamos combustibles baratos y amigables con el ambiente, como el gas natural y las fuentes hidroeléctricas, nos ayudan a bajar las tarifas de energía eléctrica y a mejorar las condiciones ambientales, lo que permite sustituir combustibles caros y contaminantes, como el combustóleo o el diesel”

Un segundo elemento tiene que ver con la cotización de los combustibles, que se encuentra en moneda internacional, y recordó que la CFE ha puesto en marcha, desde hace varios años, mecanismos para reducir su nivel de deuda en moneda internacional. “En la CFE estamos pendientes de la fluctuación cambiaría, porque tiene un impacto en el costo del combustible. El 25 por ciento del endeudamiento histórico que tiene la CFE está en moneda internacional y el 75 por ciento está en moneda nacional. En el año 2000, el ciento por ciento de la deuda de la CFE estaba en moneda internacional y hemos ido evolucionando, por instrucciones del Consejo de Administración, para sustituir deuda cotizada en moneda internacional para utilizar más deuda cotizada en moneda nacional”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba