Noticias

El viento gana fuerza en Estados Unidos

A pesar de que la Suprema Corte de Estados Unidos decidiera detener el Clean Power Plan del Gobierno Federal, lo cual avivó la incertidumbre en la industria de las renovables, la caída de los precios y el aumento en la eficiencia mantienen a la energía eólica como un nicho atractivo para la inversión, según afirman los economistas de BBVA Compass en su reporte más reciente.

Los costos estimados de la energía eólica han mantenido una tendencia a la baja y han vuelto competitiva a esta fuente de energía en comparación con fuentes tradicionales, sostienen los economistas. Incluso considerando los precios del gas natural, que se encuentran en su mínimo histórico, y los incentivos gubernamentales, los especialistas señalan que la energía eólica en tierra puede ser competitiva frente a otras fuentes de energía convencionales.

“Sin importar como se evalúe, las granjas eólicas en Estados Unidos se están volviendo más costo-efectivas”, dice Marcial Nava, economista de BBVA Compass, autor del reporte, en conjunto con Amanda Augustine, también economista de la firma.

Una parte considerable de la caída en los costos de generación se ve reflejada en turbinas más baratas, las cuales representan el componente más importante de un sistema eólico, dice el economista. Los precios de las turbinas han decrecido en 30 por ciento desde que alcanzaran su precio máximo en 2008-2009. “Las turbinas se están volviendo más grandes, mejores y más baratas”, comenta Nava. “Un buen augurio para la viabilidad de la energía eólica”.

Los avances tecnológicos y los incentivos fiscales han ayudado a incrementar la capacidad de generación por esta fuente. “La generación por medio del viento añadió más capacidad eléctrica entre 2014 y 2015 que cualquier otra fuente, seguida del gas natural y la solar fotovoltaica”, comenta Augustine.

En el contexto global, no obstante, Estados Unidos todavía se encuentra rezagado ante países como Dinamarca, España, Alemania y China, los cuales, según los economistas, cuentan con una mejor mezcla de manufactura, regulación y tasas de adopción.

“El éxito de un proyecto eólico depende de la mezcla correcta de ingredientes”, afirma Nava. “En Estados Unidos, el éxito no está garantizado. Pero sostenemos que, incluso fuera de las metas planteadas en el Clean Power Plan, las prospecciones para la energía eólica son positivas, basados únicamente en aspectos económicos”.

Nava y Augustine enfatizan que, “a corto plazo, la capacidad de almacenamiento es el desafío tecnológico más importante. A largo plazo, el viento y otras renovables tendrán éxito, dado que los cambios en las preferencias de consumo muestran que los jóvenes estadunidenses están empujando la transformación hacia un planeta más verde”.

Fuente: PR Newswire / Fotografía: tomada de imf-formacion.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba