Global

La geotermia en Islandia: un modelo a seguir

Varias naciones tienen las condiciones territoriales para el aprovechamiento de la energía geotérmica y, sin duda, una de las que mejor ha sabido beneficiarse de ello es Islandia. Situada al noroeste del continente europeo, su modelo de generación y utilización de este tipo energía está marcando la pauta para que otros territorios hagan uso del calor emanado por la tierra

Por Irayda Rodríguez

La ubicación geográfica de Islandia es privilegiada. Rodeada por paisajes naturales, la isla de 103 mil kilómetros cuadrados se eleva a unos 500 metros sobre el nivel del mar. Asentada en la dorsal medio-oceánica Atlántica, 11 % de la región está cubierta de glaciares, mientras que su actividad tectónica y geotérmica está relacionada con los más de 30 volcanes de la era posglaciar que han hecho  erupción en los dos últimos siglos.

Precisamente como resultado de esta actividad,  los volcanes, géiseres, manantiales de aguas termales y el magma en las capas profundas de la Tierra se utilizan para generar la energía geotérmica en esta nación.

Brad Donovan
Brad Donovan, cónsul honorario de Islandia en México, explica que la necesidad fue lo que los motivó a desarrollar un sistema de aprovechamiento geotérmico

Como explica el doctor Brad Donovan, cónsul honorario de Islandia en México, la necesidad fue lo que los motivó a desarrollar un sistema de aprovechamiento geotérmico. “Tuvimos que ser muy creativos con la tecnología para lograrlo y esto nos ayudó a tener un nivel de vida muy bueno. El uso de energías renovables ha contribuido al desarrollo económico comunitario”, asegura. Sin embargo, antes de que el país europeo desarrollara su sistema de aprovechamiento geotérmico, a finales del siglo XIX y principios del XX, Islandia dio sus primeros pasos en este sector energético al usar el calor natural emanado por la tierra para el cultivo de plantas en invernaderos y el calentamiento de piscinas en pequeña escala. En la década de 1930, el país organizó un servicio de calefacción geotérmica en su capital, Reikiavik, pero fue hasta la crisis petrolera en la década de 1970 que tomó las riendas del potencial de este tipo de energía limpia y renovable y sus aplicaciones, encaminándose a convertirse en una nación autosuficiente, con el mayor sistema eléctrico y de calefacción de origen geotérmico.

En la actualidad, 85 % de la energía primaria en Islandia proviene de fuentes locales de energía renovable, y la geotérmica proporciona alrededor de 66 %. “Tras la crisis petrolera, nos empezamos a concentrar en el tema del aprovechamiento de las energías renovables, tanto geotérmica como hidroeléctrica. La socialización en estos temas nos sirvió para mostrarle a los grupos de intereses especiales del medioambiente que era una buena solución para resolver la problemática energética”, agrega el doctor Donovan.

Infraestructura

Se estima que casi la mitad de la energía geotérmica producida en Islandia está enfocada en la producción de electricidad y que su capacidad instalada es de aproximadamente 665 MW. A la fecha, Islandia cuenta con siete centrales geotérmicas, las cuales, dependiendo de las características geológicas de la zona, suministran los recursos que se obtienen de ellas.

Es así que, en las áreas de altas temperaturas subterráneas, donde el agua se extrae en forma de vapor a 240 °C, a 1 mil metros de profundidad, están localizadas las colosales plantas de Nesjavellir (cuya actividad termal está conectada a tres sistemas volcánicos islandeses) y Svartsengi, que destinan su producción al suministro de agua caliente para uso doméstico, generación de electricidad y calefacción, al igual que la estación geotérmica de Bjarnarflag, de menor tamaño y situada al norte del país.

Las centrales de Reykjanes, Krafla y Hellisheidi, por su parte, están destinadas a la producción de electricidad, siendo esta última la de mayor capacidad total, perteneciente a la empresa local pública Orkuveita Reykjavíkur.

En un área geotérmica de bajas temperaturas, donde el vapor del agua de los manantiales no llega a exceder los 150 °C, a 1 mil metros de profundidad, está situada la central de Mosfellssveit, muy cerca de la capital Reikiavik; sin embargo, como explica el cónsul honorario de Islandia en México, no sólo las grandes plantas de generación de energía geotérmica son la única alternativa para el país, también hay centrales de menor tamaño que contribuyen a la autosuficiencia. “Hay diferentes tecnologías y sistemas. Incluso, está abierta la posibilidad de que las casas puedan contar con su propia miniplanta de generación. El potencial de este sector es muy grande tanto en la producción industrial como a escala”.

Las plantas eléctricas mencionadas utilizan diversos métodos para generar potencia de la energía geotérmica, que están dirigidos por un estricto marco regulatorio, el cual protege al ambiente, como el Plan maestro para la protección y el desarrollo de los recursos energéticos, dado a conocer por el gobierno islandés en 1997. Este documento resume diversos proyectos energéticos potenciales, tanto en energía hidroeléctrica como geotérmica, como una herramienta de planificación permanente, y que es revisada por el Parlamento cada cuarto años.

“Sin duda, la prioridad número uno en Islandia es la protección ambiental, y ese factor obviamente va de la mano con el desarrollo económico. Es primordial preservar estos magníficos paisajes que ofrece Islandia, aunado a un desarrollo económico más fuerte y más equilibrado para las generaciones que vienen. Una de nuestras fortalezas es poder resolver problemas de una manera proactiva. Si cualquier tecnología que se está usando en una planta sale de los márgenes de la normatividad medioambiental, la instalación se cierra ese mismo día”, advierte.

Energía geotérmica
La planta geotérmica de Nesjavellir destaca entre los paisajes de Islandia, los cuales inspiraron escenarios de la novela Viaje al Centro de la Tierra

De esta manera, la nación emplea los siguientes métodos para la generación y aprovechamiento de la energía:

  • Vapor seco. La reserva de vapor seco es una de las formas más comunes para captar la energía de las fuentes geotérmicas. A través de sistemas de convección hidrotermal, se filtra agua de menor temperatura a la corteza terrestre, ésta se calienta y emana vapor a la superficie, el cual es conducido directamente a las turbinas de los generadores eléctricos
  • Vapor flash. Para el aprovechamiento de las reservas de agua a altas temperaturas, entre 130 y 330 °C, el agua es extraída hacia la superficie mediante un pozo de producción y es llevada a un separador para convertirla inmediatamente en vapor. Este vapor es empleado para impulsar las turbinas de los generadores
  • Ciclo binario. En este sistema, el agua pasa a través de un intercambiador de calor, ahí el líquido se combina con isobutano, el cual hierve a temperaturas más bajas que el agua en un ciclo continuo. Estos fluidos se convierten en vapor que al expandirse logra poner en movimiento las hélices de las turbinas de la planta y, a su vez, el vapor se recondensa para volver a su estado líquido y ser reutilizado. En este ciclo cerrado no hay emisiones al ambiente, por lo que se prevé que,a futuro, se convierta en el sistema más empleado

La “magia” de la geotermia

Ante este panorama, es evidente que Islandia es claro ejemplo, para otras naciones, en materia de aprovechamiento de los recursos renovables y específicamente de la geotermia, con beneficios directos numerosos.

Entre ellos, se cuentan la independencia de las fuentes de energía fósiles, la eliminación del riesgo de transmisión de toxinas y el calor en ausencia de torres de enfriamiento, la obtención de calefacción, refrigeración y agua potable con un mismo sistema y la poca afectación del paisaje, al no tener elementos externos visibles en cuanto a infraestructura y contar con un recurso disponible todo el tiempo, independientemente de las condiciones meteorológicas.

“Se podría decir que la magia ocurre cuando aprovechamos los recursos, que son, entre comillas, los más fáciles de desarrollar. La energía geotérmica es más barata a largo plazo y más estable, además de que no contamina; ése es otro gran beneficio aparte del costo. En Islandia tenemos más producción que la demanda nacional, esto nos brinda la posibilidad de crear empleos. Aparte de servir a la población doméstica, podemos atraer inversión y ser muy competitivos contra otros países. Finalmente, basados en nuestras diversas experiencias con diferentes tecnologías, hemos podido ayudar a otros países, tanto en las cuestiones estructurales y legales como en la mitigación de riesgo y financiamiento e implementación”, expone el cónsul.

En las aplicaciones de la energía geotérmica, los ejemplos sobran. Las aguas termales pueden usarse con fines de calefacción en edificios (una de las grandes aplicaciones en la nación europea, donde nueve de cada 10 viviendas la utilizan). Entre otros usos se encuentran al descongelar vialidades, en granjas de pesca o en procesos industriales, como en la pasteurización de la leche y la manufactura de productos para cuidado personal.

A su vez, las comunidades agrícolas islandesas han logrado aprovechar los sistemas geotérmicos para beneficiarse del agua que se calienta de forma natural para el cultivo de hortalizas y hongos en invernaderos, mientras se realizan investigaciones en el campo tecnológico para desarrollar sistemas locales a escala. Además, más de un centenar de albercas públicas mantiene una temperatura confortable gracias a la energía geotérmica.

“En Islandia, la gente convive mucho en las albercas públicas, que están muy bien equipadas y no tienen costo. Es un lugar comunitario para que la gente disfrute un buen rato, y este modelo de parques o servicios nacionales podría implementarse, incluso, en países como México. Ese es uno de los beneficios que queremos demostrar que proviene directamente del aprovechamiento de los presupuestos para infraestructura en la cuestión de transporte, salud y educación”, agrega el cónsul.

En este mismo sentido, aunado al uso directo de la energía geotérmica están las exportaciones como elemento indirecto, que representan otra ventaja competitiva para la economía del país europeo. Ejemplo de ello es el acero y aluminio que se produce y se vende a otras naciones, cuyo proceso de fabricación en las fundidoras es impulsado por energía eléctrica proveniente de las centrales geotérmicas, o el proyecto de instalación de cableado submarino para la transmisión de luz y datos.

Brad Donovan insiste en que su enfoque seguirá siendo sobre el aprovechamiento de la energía renovable: “Buscamos implementar una forma más eficiente, rápida y menos costosa para la transmisión de energía eléctrica e internet. Queremos atraer más empresas internacionales, como Google, Yahoo o AT&T, para aprovechar la generación de electricidad a partir de la energía geotérmica, que alimenta los bancos de datos de sus servidores. Es darle otro enfoque a este tipo de energía con un servicio estable, efectivo y, sobre todo, con un compromiso con el ambiente”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba