ContratistaNegocios

Acatlán Potencia: equilibrando al gigante

Corregir el factor de potencia implica, en ciertos casos, sólo evitar penalizaciones. No así en Acatlán Potencia, una subestación de 1 mil 496 MVA, donde la alta capacitancia podía generar inestabilidad en el sistema y pérdida del servicio, un escenario prevenido por Electrificación Aplicada mediante un reactor de potencia

Por Christopher García / Fotografías: archivo Constructor Eléctrico

Este proyecto fue realizado por la compañía jalisciense Electrificación Aplicada para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en la Subestación Acatlán, en Jalisco. Tuvo una duración de 180 días calendario, con base en programa de obra, equipos y materiales indicados por la CFE. Consistió en la instalación de un reactor trifásico tipo intemperie de 70 MVAr para ser conectado al bus principal de 400 kV de la Subestación. ¿Su finalidad? Compensar la capacitancia.

El reactor está equipado con monitoreo en línea para análisis de gases disueltos en el aceite, así como para el contenido de agua. El montaje de buses en alta tensión de 400 kV requirió la instalación de 80 toneladas de estructuras de acero galvanizado para torres y trabes.

Asimismo, se fabricaron 90 toneladas de estructuras de acero galvanizado para estructuras menores para montaje de equipos primarios, como apartarrayos, transformadores de corriente, transformadores de potencial, cuchillas seccionadoras y aisladores soporte para buses de 400 kV.

La función del reactor es conectarse a los buses de 400 kV de la subestación, con el fin de compensar los reactivos que pasan a través de ellos y que pueden generarse cuando la subestación no cuente con mucha carga. Cuando esto sucede, las líneas de transmisión y subtransmisión se vuelven más capacitivas, creando problemas de estabilidad en el sistema y en la operación de las plantas generadoras por alto factor de potencia, así como fallas de sincronismo en los equipos y la consiguiente pérdida del servicio al usuario final.

Otro equipo importante instalado en el proyecto es un interruptor de potencia trifásico (de operación monopolar), con medio de extinción en hexafluoruro de azufre (SF6), para dar protección al reactor mediante relevadores, así como para fallas internas del reactor (diferencial) fallas externas (sobrecorriente), entre otras. Cabe mencionar que cuenta con un relevador de apertura de cruce por cero (de corriente). Este equipo protege la integridad del equipo eléctrico primario cuando se desconecta del sistema por maniobra y no por falla.

Igualmente, se instaló un juego de tres apartarrayos, cuya función principal es dar protección a los equipos primarios contra sobretensiones por descargas atmosféricas por lluvia, permitiendo, con esto, el paso de las corrientes sin provocar daños en aislamientos de equipos. Todas las protecciones eléctricas para equipos indicadas anteriormente se encuentran instaladas en un Tablero de Control, Protección y Medición (PCYM), que es donde se alojan los relevadores de protección, los medidores y demás equipos utilizados para monitorear el reactor vía remota.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba