Alianzas estratégicasAsociación

Cambiar los paradigmas es el reto de esta administración

Por Irayda Rodríguez / Sergio Hernández, fotografía

Desde hace más de 40 años, la Asociación Mexicana de Empresas del Ramo de Instalaciones para la Construcción (AMERIC) representa a contratistas, peritos, unidades de verificación, fabricantes y empresarios de México, dedicados a transformar el entorno para hacerlo más eficiente, confortable y seguro, mediante la aplicación de la ingeniería para la realización de proyectos, instalaciones, mantenimiento y diversas áreas especializadas en la construcción a nivel residencial, comercial e industrial.

Aunque la tarea no ha sido sencilla y la industria vive en constante transformación, las líneas están claras para lograr los objetivos establecidos para el nuevo periodo. “Para mí es un honor asumir este cargo. Todos los presidentes que han estado en AMERIC han sido personas muy destacadas y eso genera un compromiso muy fuerte”, afirma Luis Zermeño Calderón, quien está al frente de la Asociación desde noviembre.

Creemos en el juego justo y limpio y queremos seguir creyendo en ello; cumplimos con los requerimientos fiscales y promovemos la meta de hacer instalaciones adecuadas”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Qué objetivos ha definido para su periodo como presidente?

Luis Zermeño (LZ): Lo más importante son los retos en cada uno de los sectores de la industria, derivados de la convergencia de situaciones a nivel nacional e internacional. Los instaladores están volviendo a tener un papel realmente importante en las edificaciones, ya que en años anteriores, la arquitectura era el aspecto al que se le daba mayor énfasis. En cambio, ahora, no solamente se requiere que un edificio reúna los elementos para ser productivo, sino que coadyuve al medioambiente.

Racionalmente, hay premios para algunas variables que se pueden medir, como la certificación LEED, que tienen una serie de parámetros para que su operación sea económica y produzca menos emisiones de CO2. En general, es una buena época, aunque la situación económica no nos beneficie del todo para realizar proyectos con la magnitud y profundidad que nosotros quisiéramos.

CE: Recientemente anunciaron su modelo de Certificación de Electricistas en Instalaciones a Nivel Comercial, ¿cómo va caminado este proyecto?

LZ: Uno de los grandes retos en el sector son las certificaciones. En AMERIC ya contamos con un estándar a nivel nacional, avalado por el Conocer, que certifica las habilidades y conocimientos del técnico a nivel residencial, y ahora estamos promoviendo esto a nivel comercial.

Ambas son muy importantes, porque un sistema eléctrico es una de las responsabilidades más grandes para las edificaciones, por eso es necesario que se convierta en un estándar que todos los integrantes del mercado adopten.

Tener técnicos certificados tiene varias aristas. Queremos hacer que se profesionalicen y que tengan un sueldo acorde con su buen desempeño.

Estos cambios también nos hacen replantear la forma de trabajar en las instalaciones eléctricas. Hay que reemplazar los sistemas obsoletos con tecnología de punta, herramientas inalámbricas más adecuadas para los smartphones.

Afortunadamente, la respuesta ha sido excelente y se han sumado empresas globales, como Siemens, Schneider, ABB, Bticino, además de nacionales como Tecnotray, Charofil, ISA y Condumex.

CE: ¿Existen más iniciativas que se pondrán en marcha durante esta administración?

LZ: Próximamente vamos a presentar el diplomado de Grupos Electrógenos para Plantas Generadoras de Energía Eléctrica. A raíz de la Reforma, se han abierto más posibilidades para generar energía, ya sea de manera continua, emergente o combinada. Para ello, estamos organizando un diplomado con Alesso Cummins, así como con los miembros de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA), para definir estándares de plantas de emergencia.

Aunado a esto, tenemos que recuperar e implementar en el país el seminario de redes de potencia con Emerson Network Power, además de seminarios de centros de cómputo. Es inédito cómo empresas icónicas ahora sí están mostrando interés por los técnicos. Sin duda, si hay un momento para participar en AMERIC, es hoy.

Conjuntamente con el esquema de capacitación para técnicos, tenemos el Círculo de Negocios para el Sector, donde consultores del Tec de Monterrey van a brindar un seminario para miembros a nivel Back Office, que servirá para acelerar y rellenar en materia de administración, legal, comercial y recursos humanos.

Estamos entrando en la época del Internet de las Cosas y buscamos fomentar el conocimiento para que los técnicos se certifiquen en esta materia, en convenio con BICSI. Es necesario que los prestadores de servicio sepan de estas nuevas instalaciones para sacarles provecho y seguir en la jugada. Tenemos que echar mano de las tecnologías que nos hagan más productivos y nos faciliten la vida.

CE: ¿Qué otras áreas de oportunidad observa en el gremio y a cuáles han decidido hacerles frente?

LZ: Otro de los grandes retos que tenemos es que, en México, la gente ya no cree en los gremios, piensan que todo está relacionado con el aspecto negativo de la política y que está regido por influencias.

Sin embargo, no es así. Para ello, necesitamos que los miembros de AMERIC sean más activos y participativos. Hay muchas empresas que creen en nosotros como una asociación que da valor por la capacitación, pero no queremos quedarnos en ese nivel. Tenemos que ir escalando y ofrecer más opciones.

CE: En este sentido, ¿por qué considera que es importante la unión entre las asociaciones del país?

LZ: Unidos, hay que fomentar la compra de productos hechos en México. Los tratados de libre comercio nos ponen a competir con los mejores de todo el mundo. Esto nos lleva a una reflexión y a una acción entre los miembros de la asociación para preferir productos con una exigencia de calidad equiparable a cualquiera y que la apliquemos a nuestras instalaciones. Además, debido a la situación de la economía, hay empresas extranjeras que deciden voltear a ver a nuestro país. Esto nos lleva a trabajar con ellos y lo mejor que podemos hacer es estar unidos como empresarios, en un mejor contexto, a que lo hagamos frente a consorcios sin importar de dónde vengan.

Si estamos dispersos, eso afecta hasta los precios de venta, ocasionando que estén por debajo de lo que debería ser. Esta convergencia de situaciones ha generado nuevos retos, cambios que requieren diferentes paradigmas en nuestras actividades y hasta en la forma de resolver las cosas.

CE: ¿Qué asuntos considera que falta por atender dentro del gremio electromecánico?

LZ: En general, lo que nos flagela como empresarios es la impunidad, la corrupción, el entorno violento y de inseguridad. El gobierno tiene que hacer y dejarnos hacer lo nuestro; sobre todo la seguridad es una urgencia que tiene que resolverse pronto. Por nuestra parte, trabajamos conforme a las normas y las fomentamos, creemos en el juego justo y limpio y queremos seguir creyendo en ello; cumplimos con los requerimientos fiscales y promovemos la meta de hacer instalaciones adecuadas. También debemos tomar las nuevas tecnologías como herramientas colaborativas y atraer a los jóvenes a que generen cambios para estar a la vanguardia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba