Columna

Trump: continúan las sacudidas

En mi columna publicada en la edición de diciembre 2016, comenté entre otras cosas que la elección de Donald Trump había sacudido al mundo de las energías renovables y que entonces no se sabía si sus políticas presidenciales serían diferentes de sus ocurrencias de campaña. Al escribir estas líneas, parece claro que subestimé el impacto de la elección, y que el presidente seguirá tan descontrolado como lo fue de candidato, pues varias de las primeras medidas adoptadas por el actual presidente norteamericano parecen confirmarlo. Entre ellas está la designación como Secretario de Estado de Rex Tillerson, accionista y Director Ejecutivo de ExxonMobil, con fuertes intereses en la industria petrolera rusa y con estrechas relaciones con Vladimir Putin; la designación como Secretario de Energía de Rick Perry, quien como precandidato republicano había propuesto la desaparición del DOE (Department of Energy) junto con otras dos secretarías de estado por ser innecesarias, por lo que los proyectos de investigación y desarrollo de energías limpias que ha venido financiando el DOE están en riesgo; la nominación como Secretario de Protección Ambiental (EPA: Environmental Protection Agency) de Scott Pruitt, fiscal general de Oklahoma, quien ha pasado los últimos años peleando contra las iniciativas ambientales de la EPA, financiado por la industria de los combustibles fósiles. Al igual que Trump, Pruitt considera que el calentamiento global es una falacia pese a la abrumadora evidencia científica, lo que ha llevado a comparar su designación en la EPA con la de un incendiario al frente del departamento de bomberos.

Otras medidas igualmente ominosas de Trump son la emisión del memorándum presidencial del 20 de enero pasado, que ordena a la EPA suspender temporalmente todas las regulaciones emitidas en los últimos tres meses, los contratos y suministros de fondos a proyectos de investigación, desarrollo y monitoreo ambiental, además de prohibir a los empleados de la misma cualquier declaración pública o boletín de prensa; así como las dos órdenes ejecutivas firmadas el 24 de enero, respaldando la construcción de un par de controvertidos oleoductos, los proyectos Keystone XL y Dakota Access. El primero, de casi 1,900 kilómetros de longitud, fue detenido en 2015 por el entonces presidente Obama. El segundo fue suspendido el año pasado, debido a protestas sociales.

Si bien las designaciones de los funcionarios aún deben ser ratificadas por el Senado, no hay duda de que Trump seguirá sacudiendo a todo el mundo, no sólo al de las energías renovables. Particularmente lo ha hecho en México, donde ha llevado las relaciones entre ambos países a su mayor tensión desde la nacionalización de la industria petrolera, aunque historiadores como Enrique Krauze retrasan el precedente hasta la invasión de 1847.

La prohibición de la entrada a EEUU de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, las insensatas declaraciones de la nueva representante norteamericana en la ONU, la absurda negación de hechos mediante la justificación de “realidades alternativas” (alternative facts), el respaldo a la tortura como método interrogatorio, la retirada del acuerdo de comercio Transpacífico, la prohibición de fondos a organizaciones de todo el mundo que promuevan la despenalización del aborto, la amenaza de suspender fondos federales a ciudades santuario para trabajadores indocumentados, entre otras medidas tomadas unilateralmente, han fortalecido la especulación sobre un posible proceso de destitución (impeachment) contra Trump. No es imposible que ocurra, pero evidentemente ni México ni el mundo pueden sentarse a esperarlo… ni vivir a la expectativa del próximo tuit.
——————————————————————————————————————————————————-

Luis Carlos Gutiérrez Negrín
Ingeniero geólogo egresado de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del IPN con más de 30 años de experiencia en el tema de la geotermia.

Durante más de 29 años trabajó en la Gerencia de Proyectos Geotermoeléctricos de la CFE. Actualmente es director de Geocónsul, S.A. de C.V., coordinador de Difusión y Negocios del CeMIE-Geo y Presidente del Comité de Información del Consejo Directivo de la International Geothermal Association.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba