Noticias

Microalgas: biocombustibles del siglo XXI

Desarrollar biocombustibles a partir de microalgas es el objetivo de los investigadores del Grupo de Biorrefinería del Departamento de Investigación en Alimentos (DIA) de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC). Esto con el fin de aprovechar los recursos naturales y condiciones climáticas del país.

Las microalgas son microorganismos unicelulares capaces de llevar a cabo la fotosíntesis, por lo que representan una importante base para la producción de biocombustibles avanzados de tercera generación. Esto debido a que ofrecen alta eficiencia fotosintética, mayor rendimiento específico de área, posibilidad de cosecha con una rápida tasa de crecimiento y reutilización el dióxido de carbono a través de la fotosíntesis.

“Estas especies pueden cultivarse en diferentes climas, en aguas salinas y tierras no cultivables, por lo que no hay competencia con las tierras de cultivo convencionales. Además, su cultivo se acopla con la biorremediación de aguas residuales”, explicó el doctor Héctor A. Ruiz Leza, profesor e investigador de la UAdeC.

Los investigadores han estado trabajando en este proyecto desde hace dos años, en colaboración con la doctora Luciane Colla, de la Universidade de Passo Fundo de Brasil, y con el doctor Bruno Fernandes, de la Universida del Miño en Portugal, utilizando específicamente la microalga Spirulina platensis.

“Esta microalga es cultivada y enviada directamente desde Brasil. Nosotros hacemos la bioconversión a biocombustibles de tercera generación. Esta biomasa es rica en carbohidratos, principalmente en almidón. Lo que hacemos es romper las cadenas para obtener azúcares, los cuales al fermentarse producen alcohol”, puntualizó Ruiz Leza.

Respecto a sus ventajas de empleo, el investigador destacó que las microalgas pueden ser cultivadas casi en cualquier parte del mundo, con la condicionante de que necesitan luz para su óptimo crecimiento.

Remarcó que uno de los desafíos que deben superarse es el alto costo actual, a nivel laboratorio, de la producción de biomasa, aunque se pronostica que la creciente tendencia de la aplicación de microalgas en la industria ayude a disminuir los costos en los próximos años.

Fuente: Conacyt

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba