Noticias

Presenta CFE nueva estrategia energética

Ante los bajos niveles de inventarios petrolíferos que existen en el país, la saturación de las terminales de almacenamiento de reservas y la creciente demanda de combustible en el territorio nacional, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció su nueva estrategia al transformarse en una empresa energética.

Para ello, en su papel como empresa productiva del Estado, ahora cuenta con dos filiales especializadas en esta línea de negocios: CFE que opera en territorio nacional y CFE Internacional que concentra sus actividades en los Estados Unidos. “Previo a la Reforma, Petróleos Mexicanos era la única empresa facultada para llevar a cabo las tareas de abasto de combustibles. Ahora, estas actividades han quedado abiertas a la participación de otros actores, tanto públicos como privados y, con ello, se ha creado un entorno propicio para atraer inversiones que eleven la suficiencia y calidad del abasto de los insumos energéticos a precios más competitivos”, aseguró , director general de la Comisión.

Mediante el Proyecto de Infraestructura de Almacenamiento de Combustibles Líquidos, CFE planea aprovechar sus instalaciones en todo el país, estratégicamente ubicadas y con una capacidad potencial de reserva de hasta 10.7 millones de barriles, los cuales se irán liberando de forma paulatina en los próximos 12 años, duplicando así la capacidad actual. Esto significa que por primera vez la CFE podrá comercializar combustibles y participar de manera directa en actividades relacionadas para su almacenamiento. Una vez seleccionado el socio, la Comisión aportará los recursos y se encargará de la adecuación de los tanques de almacenamiento.

“Actualmente, la CFE impulsa una estrategia de sustitución de combustibles caros y contaminantes como el combustóleo y el diésel, por otros menos costosos y más amigables con el medioambiente como el gas natural y las energías renovables”, afirmó Hernández Martínez.

Como parte de esta estrategia, la CFE promueve el desarrollo de 26 gasoductos, con una inversión superior a los 14 mil millones de dólares, y una longitud total de 6 mil 300 kilómetros, que contribuirán a aumentar en más de 75 por ciento la Red Nacional que existía en 2012. A fin de acondicionar esta infraestructura de almacenamiento para que pueda ser subastada en el mercado, la CFE lanzará un plan piloto en Baja California y Sonora, los primeros estados del país en liberalizar los precios de la gasolina y el diésel.

Fuente: CFE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba