LíderesNegocios

La virtud de dirigir

S&C Electric Mexicana ha estado presente en el país por casi dos décadas, como un eslabón esencial en la cadena del suministro de electricidad. Al frente de esta compañía se encuentra Rigoberto Castañón Nava, quien motiva a sus colaboradores para ir más allá de un objetivo común a través de los procesos y bajo la premisa de mantener el balance entre la vida laboral y personal

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Tenía la visión de ser el director general de una empresa y me fui preparando para ello. Me desempeñé en distintas áreas y adquirí diversas responsabilidades para saber cómo llevar las riendas de una compañía”, afirma el ingeniero Rigoberto Castañón Nava. Su esfuerzo rindió frutos hace 17 años, con la oportunidad de asumir la dirección general de S&C Electric Mexicana, una subsidiaria de la multinacional S&C Electric Company, de la que Rigoberto Castañón Nava ha sido parte desde que inició sus operaciones en el país.

Ingeniero Químico egresado del Instituto Politécnico Nacional, cuenta con una amplia trayectoria en el Instituto Mexicano del Petróleo y Pemex. Además, cursó una maestría en Dirección de Empresas en el IPADE, un momento crucial en su carrera. “Me surgió la necesidad de entender mejor la rentabilidad de los negocios, su administración y saber por qué hacíamos las cosas, por eso decidí estudiar la maestría. Después, mi mentalidad como ingeniero cambió por completo y me orienté en la dirección de negocios. Trabajé en varias áreas hasta que finalmente llegué al sector eléctrico, y ya tengo más de 20 años en él”, asegura.

Con el apoyo total del corporativo, puso en práctica los objetivos que se había propuesto y sus primeros negocios, encabezando la empresa, los realizó con la extinta Luz y Fuerza del Centro. De ser una oficina con dos personas, se han convertido en una compañía de más de un centenar de colaboradores con un claro equilibrio entre la vida laboral y personal.

Su planta de producción en Aguascalientes, dedicada en gran medida a la exportación a Estados Unidos, está especializada en seccionamiento y protección de redes de distribución eléctrica en media tensión, con aplicaciones para redes inteligentes, almacenamiento de energía y calidad en la electricidad. “Aunque también ofrecemos soluciones en alta tensión y transmisión, nuestro core business es la distribución en media tensión, un nicho en el que somos líderes por la innovación, confiabilidad y calidad de nuestros equipos”, indica el director.

La honestidad, integridad y trabajo en equipo son cosas muy importantes que cultivamos y nos aseguramos de que nuestra gente las comparta. Yo soy quien impulsa esa visión, la ambición de ser una mejor persona cada vez mejor

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo ha evolucionado S&C Electric en el mercado?
Rigoberto Castañón Nava (RCN): S&C Electric Company ha tenido presencia en el mercado mexicano por más de 60 años. La marca estaba muy consolidada en el sector y eso facilitó que los resultados de S&C Electric Mexicana fueran realmente rápidos y muy buenos desde el primer año. La evolución de S&C Electric la voy a ejemplificar con dos soluciones que vendemos. La primera fue en el seccionamiento de los circuitos de distribución, cuando hace tiempo introdujimos al mercado el Interruptor Alduti-Rupter®,  un interruptor tripolar manual que puede abrir el circuito con carga, fue una innovación importante y a la fecha sigue siendo un equipo favorito de nuestros clientes. Actualmente, promovemos el Interruptor de Fallas IntelliRupter® Pulse Closer®, un interruptor tripolar, pero que ahora es inteligente y puede funcionar de manera independiente para abrir o cerrar los circuitos, según los parámetros de funcionamiento que uno decida para el mismo; también puede ser telecontrolado desde algún centro de mando, es bidireccional y recoge e informa todas las condiciones bajo las que funciona. La segunda fue en la protección de los circuitos de distribución, con el Cortacircuito de Tres Disparos, que está destinado para instalarse en ramales de las redes de distribución donde la continuidad del servicio no es crítica, pero se espera mantenerla lo más posible; aprovechando que las fallas eléctricas, generalmente, son transitorias, este equipo puede soportar hasta tres fallas transitorias antes de requerir el recambio de los fusibles. Esto significaba una gran ventaja para el servicio, pero sólo soportaba tres fallas momentáneas consecutivas, y ahora promovemos el Reconectador Montado en Cortacircuito TripSaver II de S&C, un equipo que ya utiliza una especie de fusible electrónico que permite estar restaurando el servicio por “n” fallas momentáneas, lo que significa una disminución sustancial de los costos para mantener el servicio eléctrico en los ramales. Ambos ejemplos clarifican la evolución de nuestra empresa, en la que buscamos siempre el beneficio de nuestros clientes. En Estados Unidos, todas las utilities cuentan con estos equipos y eso es algo que aspiramos que suceda en México. Sin duda, aunque estos valores agregados hacen que los equipos sean ligeramente de mayor precio que los de la competencia, el cliente sabe que su inversión será más rentable gracias a la innovación.

CE: ¿Cuáles son los retos actuales en el sector eléctrico?
RCN: El mayor reto es tener la capacidad de transmisión de toda la energía renovable que potencialmente podemos generar y que nos hará más respetuosos del ambiente. De nada sirve contar con plantas generadoras si no se puede hacer el suministro adecuado. El sector eléctrico es indispensable para el país y el sostenimiento actual de todas las actividades. Ante las oportunidades de crecimiento es indispensable que superemos las cuestiones coyunturales y busquemos ser más eficientes.

CE: ¿Cómo se han adaptado a la Reforma Energética?
RCN: No tuvimos que esperarnos a ello, es una situación que visualizamos unos cinco años antes, en la época en la que CFE era nuestro mayor cliente. Observamos la evolución del sector y conseguimos reducir nuestra dependencia con la Comisión, mediante la diversificación de nuestros mercados, tanto nacionales como internacionales. Así logramos que no nos afectara en la operación la disminución en las compras que ha tenido la CFE, aunque vislumbramos que, en un par de años, habrá más proyectos de la CFE y será una ventaja que aprovecharemos por la experiencia que tenemos.

CE: Al hablar de energías renovables, ¿cómo participan en este segmento?
RCN: Como fabricantes hemos visto que ha sido un proceso lento, sin embargo, tendremos la oportunidad de participar con soluciones para el almacenamiento de energía, una necesidad para este tipo de generación en la que hay variaciones por las condiciones del viento o el Sol. Estamos atentos para aprovechar esas oportunidades en los proyectos que se están desarrollando en el país, ya que habrá más electricidad que distribuir y esa es nuestra especialidad.

CE: ¿Qué valores posee la compañía para enfrentar estos desafíos?
RCN: Es un punto que, en nuestro caso, hace la diferencia. Nos importa mucho tener clara la estrategia a seguir y saber hacer las cosas, pero nos importa más que nuestro personal esté completo, que equilibre todos los aspectos de su vida. No nos interesa alguien que esté 24 horas en la empresa, sino que las ocho horas que trabaje lo haga con toda su capacidad y le dedique tiempo necesario a su familia, persona y sociedad. Anualmente organizamos una reunión familiar para reflexionar sobre muchos temas y provocar ser agentes de cambio. También la honestidad, la integridad y el trabajo en equipo son cosas muy importantes que cultivamos y nos aseguramos de que nuestra gente las comparta. Yo soy quien impulsa esa visión, la ambición de ser una mejor persona cada vez. La evolución ha sido sencilla porque desde el principio hicimos crecer la empresa sobre esas bases.

CE: Su planta de producción está en Aguascalientes, ¿cómo han vivido el crecimiento sostenido en la región de El Bajío?
RCN: Definitivamente, el área más importante para nosotros es El Bajío, porque refleja una dinámica de crecimiento industrial, comercial y de servicios muy importante. Estamos en todas las instalaciones que requieren un alto nivel de energía como hoteles, hospitales, centros comerciales, hablando de la parte privada, además del proyecto de la CFE.

CE: ¿Cómo garantizar la confiablidad de los productos y equipos que fabrican?
RCN: La confiabilidad de nuestros productos es fundamental en la cadena de energía, pues así logramos que den la respuesta que el cliente requiere. La garantizamos con un diseño exigente que responde a las necesidades del cliente, luego realizamos intensas pruebas de campo, con las que confirmamos todo lo que pensamos en el diseño y, finalmente, producimos los equipos con procesos claramente especificados y estandarizados. Al apegarnos a esto los resultados son excelentes.

CE: ¿Cómo cerrarán este año y qué metas han establecido para el corto plazo?
RCN: Fundamentalmente, y con los planes que acostumbramos hacer, este año ha sido mejor que 2016. Para el próximo tenemos una proyección de crecimiento establecida y, en 2019, vamos a convertirnos en uno de los proveedores mundiales de nuestro grupo, es un paso muy importante en lo que respecta a la manufactura. Buscamos invertir lo necesario, no sólo en maquinaria y procesos, sino también en nuestra gente. Quien trabaja con nosotros se siente orgulloso de pertenecer a una empresa en la que existe compromiso, se cumplen los objetivos y se cuida la seguridad, eso es fundamental.

CE: Finalmente, ¿con qué palabras describiría la experiencia de trabajar en S&C Electric Mexicana?
RCN: Labor de equipo, éxito y satisfacción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba