Casos de ÉxitoNegocios

Empresarios constituyen Unidad de Inspección ante la CRE

Su misión será comprobar que las instalaciones eléctricas cumplan con las características específicas de la infraestructura requerida, establecidas por el Cenace, las Normas Oficiales Mexicanas y las Disposiciones Administrativas de Carácter General en materia de obras, así como otros estándares aplicables al territorio nacional

Por Redacción

La transformación del sector busca establecer las condiciones necesarias para impulsar la competencia en generación de electricidad en el país. Ante esta reestructura, y el crecimiento gradual del mercado, entidades como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) han adquirido más facultades en un nuevo modelo regulatorio.

Estas condiciones demandan el surgimiento de figuras jurídicas encargadas de que las conexiones e interconexiones de centrales eléctricas y centros de carga al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) cumplan con los requisitos de calidad y operación adecuada. En este marco, 16 empresarios del sector eléctrico se unieron para conformar la cuarta Unidad de Inspección autorizada por la CRE.

“Todos los socios somos Unidades de Verificación acreditadas por la Entidad Mexicana de Acreditación (ema) y aprobadas por la Secretaría de Energía. En julio, luego de un proceso de dos años, la CRE nos otorgó la autorización para iniciar nuestras labores. Esto lo haremos desde 16 ciudades, para abarcar las ocho regiones del país que controla el Cenace: Tijuana, Culiacán, Nuevo Laredo, Monterrey, Zacatecas, Celaya, Aguascalientes, Puebla, Ciudad de México, Veracruz, San Luis Potosí, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tepatitlán y Mérida”, afirma Jorge Santoyo, presidente ejecutivo de Inspectores Verificadores Asociados S.A. de C.V., razón social con la que opera la unidad.

El ingeniero Santoyo explica que su responsabilidad será trabajar con empresas particulares y asociaciones gubernamentales, además de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para todos los servicios en media y baja tensión, así como proyectos de Generación Distribuida que representan “un parteaguas para la aplicación de la Ley de la Industria Eléctrica”.

Con el fin de generar una competencia justa y equitativa entre todos los participantes del mercado eléctrico, como asegura Omar González, gerente técnico de esta cuarta Unidad de Inspección, su labor recae en la posibilidad de tener otras opciones dentro del mercado, para la compra y venta de electricidad. “Tenemos cobertura a nivel nacional, pero la realidad es que se requieren más unidades de inspección para atender al mercado. Si no hay suficientes, el proceso de la acreditación de un punto de conexión se va a detener y puede llegar el momento en el que las unidades sean escasas, ocasionando que se pierda un negocio considerable. Es un pequeño polo de desarrollo y una fuente de empleo considerable, ya que el motor de la industria es la electricidad, por ello debemos trabajar con las normas de seguridad establecidas en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN)”, añade.

Al respecto, Gabriel García, inspector de la región noreste de esta unidad, asegura que al abrirse fuentes de trabajo para los ingenieros y constructores electromecánicos en México también surgen oportunidades para la cadena de comercio, al igual que para las empresas de certificación y aprobación de productos. En consecuencia, se activa la economía del país; por ejemplo, en zonas como Tamaulipas, Coahuila o Nuevo Laredo donde la capacidad instalada representa más de la mitad del consumo nacional, debido a la presencia de industrias maquiladoras.

“Desde hace años, la seguridad es una de las fortalezas de nuestro sector. Somos pioneros en normalización y esta Unidad de Inspección dará mayor confiabilidad al SEN”, manifiesta.

Las renovables, una oportunidad
Otra de las zonas que está viviendo un desarrollo económico importante es el Bajío, gracias a la llegada de firmas automotrices que han aumentado la demanda de electricidad en el corredor industrial y al gran auge de la energía solar.

“Vivimos una etapa de transición y nosotros, como Unidad de Inspección con capacidad nacional, estamos autorizados para atender el cambio que se viene. Además, las empresas van a requerir servicios de interconexión; estamos preparados para atenderlos y orientar a los usuarios para la toma de decisiones de suministro, ya que ahora habrá otras compañías suministradoras además de la CFE”, detalla Humberto Emilio González, inspector de la región San Luis Potosí.

Con la meta establecida de que el 35 por ciento de generación eléctrica en el país provenga de energías limpias en 2024, la Unidad de Inspección también se hará cargo de validar los proyectos de Generación Distribuida, así como los parques eólicos y solares que se construyan en México, con el fin de garantizar que las instalaciones serán seguras para su puesta en marcha y otorguen certeza a los inversionistas.

“Tenemos una gran responsabilidad porque estamos blindando al mercado; sin embargo, poseemos la capacidad técnica y profesional para hacerlo. Somos un eslabón de la estructura legal de México y nos haremos cargo de difundir la información para que todos tengan el conocimiento de lo que representa la Reforma Energética en materia de electricidad”, concluyó Héctor Ortega, gerente técnico de Inspectores Verificadores Asociados S.A. de C.V.

Cuarta Unidad de Inspección. Su responsabilidad será trabajar con empresas particulares y asociaciones gubernamentales para todos los servicios en media y baja tensión, así como para los proyectos de generación distribuida

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba