Columna

Energía solar a la delantera

La Reforma Energética dio paso a las subastas eléctricas: concursos abiertos en los que diferentes actores compiten para desarrollar proyectos de producción y venta de energía. Estos exitosos mecanismos han contribuido, sin duda, a la democratización del sector; es decir, a que México genere electricidad a partir de distintas tecnologías y fuentes de energía.

La solar ha sido la favorita de las primeras dos subastas de largo plazo. En la primera, se llevó 74 por ciento del total de los proyectos, mientras que, en la segunda, le correspondió 54 por ciento del total. Gracias a los resultados de ambas subastas, la capacidad instalada de energía solar en el país crecerá de 150 MW a 3,600 MW en tan sólo cuatro años, un incremento que ha superado cualquier expectativa.

A finales de este mes se llevará a cabo la primera subasta eléctrica de mediano plazo del mercado eléctrico mayorista, la cual, por primera vez, permitirá a las empresas privadas participar como compradores y vendedores en los contratos de cobertura eléctrica por un periodo máximo de tres años.

La entrada de nuevos vendedores y compradores traerá consigo una dinámica que podría diversificar aún más al mercado. Imaginemos que una pequeña empresa no puede costearse entrar a un proyecto de la subasta, esto es, no puede comprar el pastel completo porque no le alcanza, pero tampoco le es posible comprar una rebanada porque no se vende de esa manera. En esta subasta de mediano plazo entrará en funcionamiento la cámara de compensación, un novedoso mecanismo que podrá vincular a una empresa con mayor capital, la cual comprará el pastel y le podrá vender una rebanada a esa compañía más pequeña. Como resultado, este mecanismo ofrece una oportunidad para que más actores intervengan e incrementen su participación en el mercado.

Debido a los resultados de las pasadas dos subastas, y por sus ventajas competitivas sobre otras tecnologías, la energía solar se perfila nuevamente como la gran ganadora. Por un lado, México es de los cinco países con más capacidad solar en el mundo: 85 por ciento del territorio es óptimo para generarla. Por el otro, los proyectos solares pueden ubicarse donde está la demanda, por lo que requiere de pocos servicios de interconexión, un bien escaso en el país.

Además, la fuente solar ha demostrado ser la apuesta correcta en materia ambiental y económica, a tal grado que, de tener una participación mínima del total de generación limpia en 2016, ahora tiene una prospectiva de crecimiento de 6 y 13 por ciento para 2018 y 2019, respectivamente.

Estoy seguro de que esta tendencia favorable del sector fotovoltaico continuará y se consolidará como la tecnología más competitiva del mercado eléctrico mexicano.

 

Israel Hurtado

Abogado, se ha desarrollado profesionalmente en el sector energético. Fue director jurídico de la Secretaría de Energía y comisionado en la Comisión Reguladora de Energía. Actualmente, es secretario ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex) y presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba