Más de un siglo modernizando a México

Siemens ha sido un testigo y actor fundamental en la innovación tecnológica de México. Desde que participó en la electrificación de la emblemática avenida Paseo de la Reforma su evolución ha sido constante y, hoy en día, se enfila para seguir impulsando la productividad en el país, con miras a consolidarlo como una de las economías más importantes a nivel global

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Hace unos meses, el gigante tecnológico de origen alemán firmó un Memorándum de Entendimiento con la Secretaría de Economía para realizar una inversión de hasta 200 millones de dólares, para el desarrollo de proyectos en el país durante los próximos 10 años y que abarca las áreas de innovación tecnológica, digitalización de las industrias y modernización de la gestión energética.

Esta apuesta responde al compromiso que la compañía tiene con México, afirma José Aparicio, vicepresidente ejecutivo de Power & Gas Latinoamérica de Siemens. Como uno de los pilares para el resto del continente, la transición de la Reforma Energética, puesta en marcha desde 2013, abre muchas posibilidades para el crecimiento económico y la competitividad, en la que la industria 4.0 será un factor decisivo.

México podría convertirse en una de las cinco economías más importantes del mundo con una plataforma capaz de controlar los procesos productivos, así como generar y transmitir electricidad de forma más competitiva e inteligente

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cómo se fue perfilando para asumir su cargo actual?
José Aparicio (JA): Desde niño, pasaba mis vacaciones desarmando la parte eléctrica de los trenes de juguete. Años después estudié dos ingenierías en la Universidad de Tennessee, una en Control y otra en Potencia. Eventualmente, me incliné por la primera, pero la vida me llevó hacia la segunda. Hice mi maestría en Desarrollo de Negocios y me uní a la división comercial de Westinghouse.

Más tarde, trabajé varios años en México, en la parte de generación, y luego regresé a Estados Unidos para integrarme a Siemens. Pasé por muchas etapas en la parte comercial y de servicio. Antes de volver, estaba encargado de la región y con mi integración llevamos varios proyectos como las centrales Caridad I y II para Grupo México. Mi carrera evolucionó muy rápido y con la reestructuración de la empresa se crearon divisiones como la que actualmente lidero.

CE: ¿Qué desafíos enfrenta Siemens en México?
JA: El mayor reto es seguir capacitando al personal, ya que el mundo requiere un pensamiento diferente: dejar de pensar como un fabricante de tecnología o una empresa de ingeniería para ser un desarrollador de conceptos con una visión hacia el futuro.

CE: ¿Más que fabricantes se puede decir que son proveedores de soluciones?
JA: Definitivamente. Siempre hemos tenido áreas que ofrecen soluciones, pero vamos más allá, y nos vemos como el socio de negocios de nuestros clientes. Como te decía, nuestra filosofía es darles una visión del futuro para su crecimiento. Estamos creando oportunidades para ellos, guiándolos en los procesos desde el análisis previo hasta la puesta en marcha. Esa es la esencia del porqué elegir Siemens y no otra compañía, ya que tenemos una visión clara de a dónde queremos llegar. El mundo cambia con rapidez y con toda la información que se genera es necesario establecer plataformas duraderas para evaluar las tendencias y ajustarse a ellas en periodos más cortos para adaptarse al cambio.

CE: ¿Cómo ha sido el desempeño de la división Power&Gas en 2017?
JA: Estamos muy activos en la parte de generación. México está atravesando por un proceso de transición y apertura. El mercado, a su vez, está en camino de ser más eficiente; por ello, es indispensable contar con tecnología de punta para lograr la integración de la automatización y la digitalización. Esto permitirá que las empresas sean más competitivas, no sólo a nivel local sino global. Gracias a la apertura, muchas compañías como CFE y Pemex están buscando y desarrollando oportunidades donde antes no las había y queremos apoyarlos para hacer realidad esas ideas.

CE: ¿Cuál es su oferta para el mercado mexicano?
JA: Siemens México es una de las diez empresas más importantes para la casa matriz a nivel global. Es un área que hemos visto en crecimiento durante los últimos años y, hace unos meses, nuestro CEO firmó un memorándum donde se comprometió a seguir invirtiendo en el país. Desde hace tres años hemos estado construyendo centrales con una capacidad de casi 3 mil MW, algunas para CFE y otras para empresas privadas. Adicionalmente, ya entró en operación la central de Cogeneración Cryoinfra y estamos en proceso de construcción de la planta de grupo Alfa, una de las cogeneradoras más importantes a nivel global y la primera que usa tecnología de punta de las turbinas tipo H de Siemens. Hay mucha actividad y esto va a unido a los tres pilares de la organización: electrificación, automatización y digitalización. En las últimas semanas se ha hablado de la Industria 4.0 y lo que significa para México, lo mismo estamos viendo desde el punto de vista de generación de energía eléctrica.

CE: ¿Cómo aplica este concepto al tema de la generación?
JA: Las máquinas producen datos que se analizan para empezar a predecir cómo se está comportando el mercado. A la vez, puedes decir cómo operar la maquinaria y darles mantenimiento a los sistemas, sus necesidades desde el punto de vista operativo. Desde la perspectiva de las plataformas, Siemens está presente desde la producción de la molécula de gas hasta convertirla en el electrón que se conecta a la red. Con las redes inteligentes, la digitalización permitirá un intercambio bidireccional, en el que los consumidores podrán seleccionar que tipo de energía requieren comprar. Nuestro valor en el mercado lo da una cadena de suministro sin fallas que también permite controlar las pérdidas no técnicas. El cambio, unido con la capacidad de Siemens, es una solución ganar-ganar.

CE: ¿Qué se requiere para lograrlo?
JA: Es primordial contar con técnicos e ingenieros capaces de trabajar en este nuevo formato digital y extraer el valor de esa información. No se trata sólo de producir datos, sino de saber cómo utilizar el big data y cómo llevarlo a la nube. Desde la óptica de un sistema eléctrico, la información ofrece la posibilidad de ser más eficiente. Esa es la clave para que México se convierta en una las cinco economías más importantes del mundo, una plataforma con la capacidad de controlar los procesos productivos, generar y transmitir energía eléctrica de la manera más competitiva e inteligente.

CE: ¿Cómo han integrado las tecnologías de impresión en 3D y la realidad virtual a su portafolio?
JA: Desde el punto de vista de la generación eléctrica, permiten diseñar fábricas antes de su construcción y definir los procesos para optimizarlos. Estamos invirtiendo en tecnología 3D y esto permitirá, por ejemplo, producir refacciones para los clientes en semanas. Así, con sólo entrar al sistema de Siemens y hacer una orden, tendremos la posibilidad de imprimir la pieza en la localidad para volver a poner el equipo en operación con rapidez. Este cambio tecnológico también aplica para el sector petrolero. Por ello, capacitamos a los técnicos en un escenario virtual, para que sean los operadores o responsables del mantenimiento de una unidad. Ahí pueden cometer errores y aprender, a través de la retroalimentación que da el sistema, para lograr un mejor desempeño en condiciones reales.

CE: ¿Cómo es la experiencia de trabajar en Siemens y qué momentos han marcado su trayectoria?
JA: En mi carrera profesional, a Siemens la defino como una empresa que nunca te deja solo, siempre está su respaldo, tanto para los colaboradores como para los clientes, y ese compromiso va en línea con mis convicciones. Es una empresa preocupada por el desarrollo de las personas, el medioambiente y la seguridad; en nuestra cultura la seguridad es primero, ante todo. Hace dos años, Siemens México fue reconocido a nivel global con el premio Werner Von Siemens como la mejor empresa del grupo y, el año pasado, la planta de Monterrey obtuvo esa misma distinción. Dentro y fuera de la organización, estamos colocando los puntos de referencia. Tenemos presencia en el país desde hace 123 años y sabemos que somos una compañía que piensa diferente entre las de nuestro mismo rubro. Somos una empresa que da mucho a sus colaboradores y clientes, pero que también requiere un gran compromiso.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *