LíderesNegocios

Seguridad y protección para la industria

La flexibilidad y oportunidad de entrega, además de la alta confiabilidad y el servicio de preventa y postventa han sido determinantes en el éxito de Complet. Con una trayectoria de 35 años en el mercado, esta empresa se enfoca en la fabricación de equipos para la protección y respaldo de energía, es decir, los protagonistas del suministro ininterrumpido para operaciones críticas y sencillas, sin importar el sector en el que se lleven a cabo

Por  Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

Hoy en día, ante una mayor demanda de protección eléctrica, la comercialización de UPS para todo tipo de fábricas, hospitales, estaciones de transporte y diversos servicios, no sólo representa un soporte ante fallas en el suministro de la red, sino también la seguridad de que los equipos no se verán afectados y la garantía en la continuidad de las operaciones.

En este escenario, fabricantes como Complet están labrando un camino de liderazgo. Si bien no ha sido una tarea sencilla, la empresa mexicana ha logrado cultivar la excelencia operativa y la calidad en sus productos, todo ello bajo la batuta del director general, Bernardo Fernández Rivera Río. Ingeniero en Electrónica egresado de la UNAM, inició su trayectoria como consultor independiente para diversas manufactureras.

En 1983 fundó Tecnologías Unidas (hoy Complet), una empresa cuya meta fue desarrollar equipos para control industrial y de telefonía. Al poco tiempo recibieron un requerimiento para proveer de sistemas de energía ininterrumpida a conmutadores telefónicos, lo que derivó en la producción del primer equipo de protección. Al año siguiente, lanzaron al mercado los primeros No Break para computadoras personales y, en 1987, incursionaron en la fabricación de reguladores de voltaje para el canal comercial del cómputo personal y de las comunicaciones.

Desde entonces, con la innovación como insignia, han  desarrollado equipos No Break interactivos que actualmente cubren desde los 400 VA, hasta los 3,300 VA. También cuentan con una gama de UPS en línea, desde los 1,000 hasta los 10,000 watts, todos ellos controlados por microprocesadores que van de 8 a 32 bits. De igual forma, atienden requerimientos especiales como los que exige el sector de la salud, en el que la precisión y la eliminación de distorsiones es indispensable, por ejemplo, al realizar una resonancia magnética o ultrasonido.

“Aconsejo que consideren, desde el anteproyecto, las ventajas que ofrecen los sistemas de energía ininterrumpida para un mejor desempeño, ya que no es posible operar cualquier negocio, por más sencillo que parezca, sin un suministro confiable”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Qué lo llevó a emprender y fundar Complet?
Bernardo Fernández Rivera Río (BFRR): En un inicio, no tenía idea de que la empresa iba a desarrollarse de esta manera. Dábamos asesoría a compañías que tuvieran instalados sistemas de producción controlados por equipos electrónicos. Teníamos buena reputación y participación, por lo que fue una buena experiencia en la que obtuvimos mucha información que nos dio la industria, sobre todo nos dedicamos a la electrónica de potencia. Un día decidimos fabricar algunos artefactos para telefonía y telegrafía y, posteriormente, hicimos equipos de respaldo de energía para conmutadores telefónicos. En 1987 incursionamos en los moduladores de voltaje para proveer soluciones más amplias y, en 1989, empezamos a incluir electrónica más avanzada con microprocesadores. En la década de los noventa vino un mayor crecimiento y de ahí nos hemos enfocado en el desarrollo de nuevos productos.

CE: ¿Cómo han ido adaptándose a las exigencias del mercado?
BFRR: Mediante el lanzamiento constante de productos que cumplen con normas mexicanas  e internacionales y la tropicalización de ciertas necesidades. Contamos con investigadores, diseñadores, ingenieros en electrónica y en mecatrónica que están al tanto de las tendencias y, a la vez, reciben retroalimentación de los vendedores y clientes, quienes nos brindan un panorama de los requisitos actuales. Ser fabricantes nos da esta flexibilidad. Hemos avanzado con chips y microcontroladores más poderosos que permiten un mejor control y mayor confiabilidad. Aun cuando el mercado empieza a ser dominado por laptops, hay una gran cantidad de infraestructura que protege, como servidores, equipos all in one, computadoras más pequeñas, routers, centros de datos, así como el equipo médico y de comunicación. También hemos tenido muy buena aceptación en el sector bancario y automotriz, en este último en las fábricas de autopartes y líneas de producción.

CE: ¿Cuáles son las condiciones de la red hoy en día?
BFRR: Por un lado, en los últimos cuatro o cinco años, la calidad de energía ha mejorado muchísimo, eso es innegable; se tiene una mejor organización, mantenimiento y atención. Sin embargo, México es un país tropical con muchos ciclones y con algunos problemas climatológicos, por lo que siempre va a haber fallas eléctricas, desde un rayo o una descarga eléctrica hasta un huracán que arrasa con todos los postes de una zona, en un día. Es muy importante prevenir esto. En cuanto a las energías renovables, la intermitencia solar o del viento puede provocar inestabilidad en las redes y, conforme más energía renovable se inyecte, más variabilidad va a existir. Por eso es fundamental considerar los problemas que esto puede traer.

CE: ¿Qué tan grande es el desafío de concientizar acerca de la protección eléctrica?
BFRR: Hay que prever el peor de los casos y adecuar las instalaciones a todos los escenarios que se puedan imaginar. Existen dos maneras de verlo, unos equipos respaldan durante un tiempo breve y, si la energía eléctrica no ha regresado, permiten que los dispositivos se apaguen de forma ordenada; otros prevén que el equipo funcione en lo que arranca una planta de gas donde se tiene almacenada, en un tanque diésel, toda la energía que requiera esa planta de luz; aquí la transición tiene que ser transparente y sin inconvenientes. Las plantas de luz tardan en encenderse y estos equipos permiten que los sistemas queden protegidos en ese pequeño lapso, sin dañar hardware o software. Hay otros casos, por ejemplo, en los que la redundancia es vital, como en el caso de la aviación comercial y el sector médico. Resulta impensable lo que podría pasar si equipos como estos sufren una interrupción en el suministro.

CE: ¿Y específicamente para el sector electromecánico?
BFRR: En el caso de los constructores eléctricos, yo recomendaría que pensaran en implementar medidas de protección eléctrica desde un principio, porque nos hemos encontrado con que es más complejo hacer adaptaciones una vez que el proyecto está concluido o en una etapa muy avanzada. Aconsejo que consideren, desde el anteproyecto, las ventajas que ofrecen los sistemas de energía ininterrumpida para un mejor desempeño, ya que no es posible operar cualquier negocio, por más sencillo que parezca, sin un suministro confiable.

CE: ¿Cómo es la experiencia de dirigir una empresa en la actualidad?
BFRR: Cuando es una compañía de tecnología, sucede algo que dijo Darwin, “no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapte”. Es lo que hicimos nosotros: adecuarnos al mercado. Para ello, requerimos una buena administración, un plan de negocios, generar tecnología y mantener un excelente servicio. Eso implica la administración de la planta, control de calidad, relaciones industriales, ver condiciones sanitarias adecuadas para nuestra gente, cuidar el ambiente de trabajo, tener las mejores técnicas de venta, distribución y logística. La compañía está certificada en ISO 9000:2008 y estamos próximos a la certificación ISO 9000:2015. Mantenemos muy presente la idea de calidad y confiabilidad. Esto nos ha permitido generar buenos resultados con los clientes. Han sido 35 años muy satisfactorios y sé que tenemos un futuro muy prometedor.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba